Escribe para buscar

Frutas

Los agricultores están cobrando 20 y 30 céntimos por cada kilo de sandía y melón

Mientras que los precios del melón y la sandía caen el campo hasta un 70%, en los supermercados no dejan de subir. En el último año, los precios de la sandía o el melón se sitúan en los 2,23 euros y los 2,41 por kilo, respectivamente. Sin embargo, el agricultor cobra hasta 11 veces menos de lo que paga el consumidor final.

Comparte

Si bien la pasada semana analizábamos los motivos para esta subida de precio del melón y la sandía, ahora tenemos los datos que ha publicado El Economista. En el último año, debido al incremento de los costes de los supermercados, los precios de la sandía o el melón prácticamente se han duplicado, alcanzando los 2,23 euros por kilo de media en el primer caso y los 2,41 euros en el segundo. Es una subida que no solo no se está trasladando al campo, sino que además ha provocado un descenso del consumo que está hundiendo el precio que se paga a los agricultores.

Según explica Andrés Góngora, responsable de frutas y hortalizas del sindicato agrario Coag, “el melón ha pasado de pagarse a 1,05 euros por kilo en el campo el pasado mes de mayo a tan solo 0,30 euros, dependiendo del tipo y la sandía, que se pagaba a 0,87 se está abonando ahora a entre 0,10 y 0,30 euros”. Es decir, que la diferencia se ha ensanchado y el agricultor está cobrando ya hasta 11 veces menos del precio al que están vendiendo el producto los supermercados.

Condiciones climatológicas

Góngora explica que “en mayo los precios subieron debido a que la producción cayó como consecuencia de las malas condiciones meteorológicas, con lluvias intensas en zonas agrícolas donde habitualmente no sucede, y a fenómenos como el de la calima”.

Ahora, sin embargo, “debido al desplome del consumo de sandías o melones, que según nuestras estimaciones podría haberse hundido hasta un 50% debido a la fuerte subida de los precios en las tiendas, hay un exceso de oferta en origen que está provocando que se pague mucho menos al agricultor”.

Los casos de la sandía y del melón no son, sin embargo, los únicos. La diferencia de precios entre lo que se paga en origen y en las tiendas alcanza el 765% en el caso de la naranja -1,47 euros el kilo en los supermercados y 0,17 en el campo; se eleva al 383% en el de la pera -2,61 euros frente a 0,54- y hasta el 322% en el de la nectarina -4,81 euros frente a 1,14 euros-.

Fuente: El Economista

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link