Escribe para buscar

Frutas

Hay motivos para seguir creciendo en berries

El descenso del consumo de fresa unido a la mayor presión de terceros países en el caso de arándano y frambuesa marcaron la última campaña, que evidenció la necesidad de seguir avanzando en la mejora varietal, disponibilidad de producto y optimización de costes.

Comparte

La declaración del estado de alarma el pasado 14 de marzo tuvo lugar en un momento crítico para la campaña de frutos rojos onubense. Hasta entonces, el sector vivía una situación histórica, con unas exportaciones récord que, solo en los tres primeros meses del año, sumaron 475 millones de euros, un 7,6% más que en 2019.

Sin embargo, la crisis sanitaria truncó la campaña. El carácter perecedero de la fresa, unido al hecho de que no está considerada un producto de primera necesidad y el cierre del canal Horeca hundió su consumo en España más de un 20%, según Nielsen. La demanda de arándano y frambuesa, por su parte, no se vio afectada por el COVID-19, ya que ambos son productos que concentran su comercialización a través de la gran distribución, único canal que continuó funcionando durante el confinamiento.

LA CAMPAÑA, POR PRODUCTOS

Fresa
El COVID-19 sorprendió a la fresa en su pico máximo de producción. El descenso del consumo, sobre todo en el mercado nacional, obligó al sector a enviar fresa a industria de forma prematura, e incluso, a arrancar plantaciones para reducir la oferta.

6.839 ha
261.185 Tn
441,9 millones de €, exportación
1,96 €/kg, precio medio de exportación

Arándano
La sobreoferta en los mercados de producto procedente de Chile, Perú, e incluso Marruecos, marcó la campaña desde el inicio, y tuvo un impacto mayor en los resultados que la crisis sanitaria. Y es que, al comercializarse a través de grandes cadenas de supermercados europeas, el arándano apenas notó el impacto del COVID-19.

3.646 ha
45.506 Tn
258.9 millones de €, exportación
6,01 €/kg, precio medio de exportación

Frambuesa
Su demanda no se vio afectada por la crisis sanitaria, puesto que esta berry tiene como destino mayoritario el mercado internacional, donde se comercializa a través de la gran distribución. Aun así, el estado de alarma introdujo incertidumbre en los mercados, lo que, unido a la mayor oferta de otros orígenes, sobre todo Marruecos y Portugal, presionó los precios a la baja.

2.525 ha
48.600 Tn
352,41 millones de €, exportación
7,27 €/kg, precio medio de exportación

EL MERCADO DE LAS BERRIES
El peso de los frutos rojos en la balanza agroalimentaria onubense y andaluza es innegable. En 2018, y según datos de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural, aportaron más del 56% del valor de la producción agraria de la provincia y el 7% andaluz.

Su dominio en el mercado nacional es incuestionable; sin embargo, no se debe perder de vista la cada vez mayor competencia de terceros países y también de algunas producciones europeas. Países como Bélgica ya cuentan con cosechas propias durante todo el año y otros como Alemania, Portugal, Francia e Italia continúan creciendo.

En lo que respecta a los países extra-comunitarios, Chile, Perú y Marruecos, en arándano, y también este último país en el caso de la frambuesa son duros competidores que ya en la pasada campaña demostraron la incidencia que sus producciones pueden tener sobre el producto onubense.

TENDENCIAS
Proximidad  
La pandemia la ha elevado a prioridad para los consumidores, a quienes hay que incentivar para que valoren el producto europeo frente al de terceros países.

Sostenibilidad  
La crisis sanitaria ha acentuado la preocupación por el medio ambiente y el impacto de la actividad agraria en el entorno. La citada cercanía de las producciones españolas se traduce en una menor huella de carbono.

Salud  
Es uno de los principales drivers de consumo actuales y que el sector debe poner en valor para incrementar las ventas de frutos rojos, que aún cuenta con margen de crecimiento en España y Europa. Solo en el caso del arándano, el sector prevé que su consumo se multiplique por cinco en los próximos 10 años.

Conveniencia  
La pandemia ha dado lugar a seis nuevas ocasiones de consumo en el hogar a la semana, según expuso Davide Perotto, Consumer Insight Director de Europanel, en el Global Berry Congress, quien explicó que, de este modo, los consumidores han tratado de replicar en casa los momentos de consumo que, antes de la pandemia, tenían lugar fuera del hogar. “El teletrabajo ha favorecido el snacking y, es más, creo que ha contribuido de forma importante al aumento del consumo de berries gracias a su consideración como snack saludable”.

OPORTUNIDADES
Fresa

Lidera la categoría y lo hace gracias al crecimiento de los productos premium. Innovación y diversificación son clave para contrarrestar la presión de producciones al alza como la marroquí. “Si apostásemos por variedades menos productivas, pero de más sabor, ganaríamos todos”, afirman empresas del sector.

Arándano
El consumo en la UE podría alcanzar las 650.000 Tn anuales en apenas siete años. Los productores españoles deben pensar en alargar su campaña, y algunos como Onubafruit ya están en ello. Cuentan con seis variedades propias que les van a permitir ampliar su calendario de producción desde noviembre a julio.

Frambuesa
El aumento del consumo, de momento, sigue ligado al descenso de su precio medio, de ahí que obtener mayores rendimientos y la optimización de costes continúan siendo las principales bazas a su favor.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link