Escribe para buscar

Destacado

Rijk Zwaan llena de color y sabor el mercado de melón y sandía

La casa de semillas continúa introduciendo nuevos conceptos tras los que se ‘esconden’ más resistencias, nuevos calibres, diferentes colores de piel y también de carnes.

Comparte

Rijk Zwaan ha vuelto a abrir las puertas de su CED de La Palma (Cartagena, Murcia) para mostrar sus nuevos y rompedores conceptos en melón y sandía, con los que la casa de semillas sigue haciendo gala de su ADN innovador. Diversidad, colores, formas, sabores y tamaños son algunos de los términos que Bernardo Cuenca, Crop Coordinator de ambos cultivos, repite durante nuestra visita a esta nueva edición de su Global Melon & Watermelon e-vent.

En melón, la casa de semillas trabaja en todas las tipologías más reconocibles en el mercado nacional, pero también en otras como el Honey Dew o el Ananas. Aun así, sus principales novedades nos llegan de la mano del Galia y el Amarillo.

En el caso de primero, Rijk Zwaan ha extrapolado su concepto Ready to eat de melón Charentais larga vida al Galia, creando una nueva gama que marca perfectamente el punto de corte virando de verde a amarillo dorado. “Cuando lo hace, el melón ya ha alcanzado un mínimo de 12 grados Brix”, explica Cuenca.

En Amarillo, introduce un nuevo concepto: New Generation, en clara alusión a una nueva generación de variedades con resistencias a la raza 3.5 de oídio y pulgón.

Por último, en melón Piel de Sapo, Rijk Zwaan pone el foco en su amplia gama, con variedades desde los 1,5 a los 4,5 kg, para cubrir las necesidades tanto del mercado nacional como de exportación. En este segmento, da una nueva vuelta de tuerca a su concepto Mellissimo, con el que irrumpió hace años en el mercado, abriendo la puerta a la exportación para un melón tan español como el Piel de Sapo. Ahora, la casa de semillas refuerza su gama con variedades con resistencias a oídio y pulgón.

Innovando en sandía

Rijk Zwaan cuenta con programas de mejora en sandía sin semillas (triploides), con semillas (diploides) y con microsemillas, y en todas ellas continúa innovando en las tres pieles (rayada, negra y tipo Crimson). Pero sus novedades llegan, en esta ocasión, de mano de las microsemillas y las triploides para el mercado nacional.

En el primer caso, Rijk Zwaan introduce una sandía mini con microsemillas, de entre 1,5 y 2 kg, que destaca por “ofrecer un alto rendimiento con un calibre pequeño”. Es una variedad productiva, con una muy buena postcosecha, piel resistente, excelente sabor y una buena conservación tras la recolección.

También en sandía con microsemillas, el Crop Coordinator de Rijk Zwaan destaca su gama Sandissima, que cuenta con variedades como Gatinho RZ, Coralzinho RZ y Tigrinho RZ (rayadas tipo Tiger), con las que cubren un rango de calibres que oscila entre los 3 y los 5 kg. Con todas ellas, Rijk Zwaan cumple un doble objetivo: ofrece variedades de alta calidad para su comercialización en fresco y que, además, actúan como polinizadores. En esta línea, la casa de semillas presenta su primera variedad con resistencia a oídio en este segmento.

En negra con microsemillas, su referencia continúa siendo Conguita RZ, a la que se unirán también nuevos materiales con resistencia a oídio y carne más firme.

En sandía sin semillas, la novedad es 62-TS3501 RZ, el único código que nos da Cuenca que, en esta edición, prefiere hablar de conceptos y no tanto de variedades. Pero con esta negra sin semillas para el mercado nacional hace una excepción. Se trata de una sandía de gran calibre, carne firme y muy roja.

Diversidad en mayúsculas

Es la palabra que mejor define la estrategia de

Rijk Zwaan en sandía, que continúa completando su portfolio con nuevos formatos, calibres y colores tanto externos como internos. A Tropical Sunshine RZ, su sandía negra de carne amarilla, suma en esta ocasión una nueva Charleston Grey con carne naranja; en ambas, “el valor añadido es un sabor excepcional”, afirma Cuenca.

En el caso de las variedades con carne naranja y amarilla, Rijk Zwaan trabaja en la mejora de la firmeza de la carne con un doble objetivo: por un lado, ofrecer variedades con doble aptitud (para fresco y procesado) y, por otro, para conseguir materiales que puedan viajar distancias más largas (long trip), una cuestión clave para “producir en contraestación y que el producto llegue perfecto a Europa”.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link