Escribe para buscar

Alimentación

Parlamento Europeo: “Es necesaria una mayor promoción para fomentar la demanda de ecológico”

El Parlamento Europeo ha presentado sus planes para producir alimentos más sanos, garantizar la seguridad alimentaria y unos ingresos justos a agricultores y reducir la huella ambiental del sector.

Comparte

La Estrategia «De la Granja a la Mesa» es bien recibida por los eurodiputados, que recalcan la importancia de producir unos alimentos sostenibles, saludables y respetuosos con los animales para alcanzar los objetivos del Pacto Verde Europeo, en particular en lo referente a clima, biodiversidad, contaminación cero y salud pública.

La Cámara subraya la necesidad de mejorar la sostenibilidad en todas y cada una de las fases de la cadena de suministro alimentario y reiteran que todos —del agricultor y el ganadero al consumidor— jugamos un papel. Para que los productores puedan llevarse una parte justa de los beneficios obtenidos con alimentos producidos de forma sostenible, los eurodiputados piden a la Comisión que redoble sus esfuerzos —adaptando si hace falta las normas sobre competencia— para fortalecer la posición de estos en la cadena de suministro.

Otras recomendaciones del Parlamento:

Alimentos más saludables

— Formular unas recomendaciones, científicamente avaladas, de la UE sobre nutrición.

— Atajar el consumo excesivo de carne y de alimentos ultraprocesados con alto contenido en sal, azúcar y grasas, fijando incluso unos niveles máximos de ingesta.

Plaguicidas y protección de los polinizadores

— Mejorar el proceso de aprobación de los plaguicidas y controlar mejor su utilización, para proteger a los polinizadores y la biodiversidad.

— Fijar unos objetivos vinculantes de reducción del uso de plaguicidas. Los Estados miembros deberán aplicar estos objetivos a través de sus planes estratégicos de la PAC.

Emisiones de gases de efecto invernadero

El paquete de propuestas «Objetivo 55» para 2030 deberá regular y establecer unos objetivos ambiciosos para las emisiones procedentes del sector agropecuario y del uso que este hace de la tierra, incluidos unos criterios estrictos para las energías renovables que funcionan con biomasa.

— Deberán restaurarse y mejorarse los sumideros naturales de carbono.

Bienestar animal

— Para avanzar en la armonización paneuropea, hacen falta indicadores comunes sobre bienestar animal, con el suficiente respaldo científico.

— Es necesario revisar la legislación europea vigente y decidir si hacen falta cambios.

— Fin gradual del uso de jaulas en la ganadería de la UE.

— Los productos de origen animal procedentes de fuera de la Unión solo podrán acceder al mercado comunitario si cumplen unas normas asimilables a las europeas.

Agricultura ecológica

— En 2030 deberá haberse ampliado la superficie dedicada a cultivos ecológicos.

— Son necesarias iniciativas —de promoción, de contratación pública y tributarias— para estimular la demanda.

La resolución se aprobó por 452 a favor, 170 en contra y 76 abstenciones. La votación tuvo lugar el martes y los resultados se anunciaron el miércoles.

Contexto en España

En España, en el año 2019 se detectó un repunte en la cantidad de productos fitosanitarios comercializados, lo que se tradujo en una subida del 2,8% ese año, según los últimos datos ofrecidos por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. No obstante, este mismo estudio apunta que en los últimos años se han disminuido progresivamente los riesgos en el uso de este tipo de plaguicidas y pesticidas. En España, esta reducción fue un 4% superior que la media de la UE.

La pandemia también ha marcado los hábitos alimentarios de los españoles el pasado año 2020. Según se desprende del Informe de Consumo Alimentario en España 2020 elaborado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, el consumidor español ha dado más importancia al origen de los alimentos y ha comenzado a preocuparse por adquirir productos frescos y de proximidad, prestando más atención a cómo se ha producido el alimento.

Declaraciones

Tras la votación, Herbert Dorfmann (PPE, Italia), ponente de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural, señaló: «La responsabilidad de logar que la agricultura sea más sostenible ha de ser compartida: por los agricultores y ganaderos, pero también por los consumidores. Nuestros agricultores y ganaderos hacen ya una gran labor; si les pedimos que reduzcan aún más el uso de plaguicidas, fertilizantes y antibióticos, tendremos que apoyarlos, o la producción acabará por desplazarse fuera de la Unión. Garantizar la disponibilidad de alimentos a precios razonables debe seguir siendo una prioridad».

Anja Hazekamp (La Izquierda, Países Bajos), ponente de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria, agregó: «Las actuales políticas europeas están impulsando unos modelos agrícolas perjudiciales para el medio ambiente, y allanando el camino a las importaciones de productos no sostenibles. Proponemos unas medidas concretas para que nuestro sistema alimentario vuelva a respetar los límites del planeta: estimulando la producción local de alimentos y alejándonos de la ganadería intensiva y de los monocultivos agrícolas con elevado uso de plaguicidas. Un sistema alimentario sostenible es, además, esencial para el futuro de los agricultores y los ganaderos».

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link