Escribe para buscar

Destacado

El aguacate español representa cada vez menos en la comercialización europea

Países terceros como Perú siguen aumentando su producción y ampliando su ventana comercial, restando protagonismo al sector español, que este año ha comercializado en torno a 80.000 Tn.

Comparte

El mercado del aguacate continúa imparable. La producción mundial alcanza los 6 millones de toneladas y todo apunta a que, en los próximos 5 años, la oferta crecerá un 14%. “El mercado asumirá este aumento”, afirmó ayer Benjamín Faulí, responsable de Frutas y Hortalizas de Asaja, quien apuntó, en cualquier caso, a la aparición de algunas “fricciones” entre producciones de distintos orígenes en algunas semanas de la campaña.

Faulí hizo estas declaraciones en el webinar ‘Aguacate y frutas tropicales’, organizado por Bankinter, que contó también con la participación de Iñaki Hormaza, jefe de Fruticultura Subtropical del centro de investigación La Mayora del CSIC, y Javier Cano, director de Desarrollo de Eurosemillas.

En España se cultivan actualmente 15.000 ha de aguacate, en las que, en esta campaña, se producirán unas 80.000 Tn, que se concentran sobre todo en la Axarquía malagueña y la Costa Tropical granadina. En los últimos años, han aumentado las plantaciones en Cádiz, Huelva y la Comunidad Valenciana, y todo apunta a que seguirán haciéndolo; pero aun así, y a pesar del empuje del mercado europeo, “cada vez somos menos representativos en la comercialización”, lamentó Faulí. En 2013, España alcanzaba una cuota de mercado en la Unión Europea (UE) del 11%, cifra que cayó al 9% en 2019.

En este sentido, Iñaki Hormaza, de La Mayora, insistió en las limitaciones, sobre todo climáticas, para expandir el cultivo del aguacate en España. “El cultivo está restringido a zonas costeras del sur y el Levante, y no en todas ellas es posible cultivarlo, puesto que hay microclimas”, explicó y apeló a la prudencia: “Hay que tener mucho cuidado con dónde plantamos porque hay limitaciones climáticas”. A ello hay que añadir la falta de disponibilidad de agua en las que hoy son las principales zonas productoras, impidiendo así la expansión del cultivo en España.

Para Hormaza, no cabe duda de que el sector debe diversificar en variedades y, es más, alerta del “riesgo” que puede suponer en el corto y medio plazo el hecho de que el aguacate sea un cultivo, prácticamente, monovarietal.

La ventana comercial
El consumo en la UE continúa al alza, sin embargo, aún existen países donde apenas roza el kilo por persona y año. A medida que aumenta este consumo, también lo hacen las importaciones de aguacate de terceros países, como por ejemplo Perú, que solo este año ha incrementado sus envíos a la UE un 90% y, en las últimas semanas, “a un precio muy bajo”, lamentó Faulí.

Este país sudamericano incorpora nuevas hectáreas cada año, y no solo eso, sino que trabaja también en la ampliación de su ventana comercial. De este modo, y según los datos de Asaja, en 2016, Perú exportaba 4.000 Tn en la semana 20; ahora, alcanza esas 4.000 Tn en la semana 16. “Tienen cuatro semanas más de comercialización dentro de nuestra propia campaña”, alerta Faulí, quien apunta también a la entrada en producción de nuevas hectáreas en Colombia, cuya campaña comienza en septiembre, “justo cuando nosotros”.

aguacate

Y es que, como recordó Iñaki Hormaza, la ventana española, que hace unos años era única en febrero, marzo y abril, está hoy mucho más competida. “Actualmente, en estas fechas, hay producción de Marruecos, Colombia, México, Israel, Chile y Perú, que cada vez entra antes en el mercado”, explicó y añadió: “Nunca estamos solos en el mercado”.

En este contexto, Faulí aboga por la “valorización” del aguacate español. “Debemos poner en valor la cercanía, la recolección de la fruta ya madura, la menor huella de carbono y, además, apostar por variedades con nuevas ventanas de comercialización”.

Novedades de Eurosemillas
Actualmente, y como ya apuntara Hormaza, el mercado del aguacate está dominado por la variedad Hass, que supone la friolera del 80% de las plantaciones a nivel mundial. “Es muy peligroso tener una industria basada en una única variedad”, afirmó Javier Cano, director de desarrollo de Eurosemillas, para quien la aparición de una plaga o enfermedad que afecte especialmente al aguacate Hass puede poner en jaque la producción mundial.

Precisamente por ello, la empresa obtentora, en colaboración una vez más con la Universidad de California Riverside, ha puesto en el mercado cuatro nuevas variedades y cinco patrones con los que, como insiste Cano, “no queremos competir con el Hass, sino aportar valor alrededor de él”.

Con estas nuevas variedades, Eurosemillas logra ampliar la ventana comercial del aguacate y, además, incluye un polinizador con la misma calidad de fruta que la referencia, así como una variedad gourmet.

Bumpy y Junior son las variedades con las que la firma amplía el calendario con producciones más tempranas y tardías, respectivamente. De este modo, “aportamos valor al agricultor, que puede producir durante más tiempo, y al comercializador, que puede cerrar mejores programas comerciales con los retailers nacionales e internacionales”.

Marvel es, por su parte, un polinizador que, al tener el mismo fruto que Hass, permite al agricultor comercializar ese 10% de su producción que, normalmente, se destina a aguacate verde para polinizar y que alcanza precios muy inferiores en el mercado. Gracias a Marvel, “el agricultor puede aumentar su rentabilidad en unos 2.500-3.000 euros por hectárea”. Como explicó Cano, su fruto es igual al de Hass, pero no así su árbol, que es, por ejemplo, más pequeño, erecto y produce la fruta en el interior.

Lunch Box es, por su parte, la variedad gourmet de la firma y que se producirá y comercializará de forma exclusiva, bajo un proyecto de marca.

Por otro lado, y en lo que respecta a los patrones, Eurosemillas aporta tolerancias a Phytophthora, una de las enfermedades más preocupantes del aguacate, y a la salinidad.

Por último, desde La Mayora insistieron en que, actualmente, es posible producir en España durante todo el año con las distintas variedades comerciales, si bien existen problemas de calidad en septiembre y octubre, “por ello estamos trabajando en un programa de selección de variedades”.

El aguacate durante el COVID-19
Durante los meses de marzo, abril y mayo, coincidiendo con la pandemia, España comercializó en la UE 41.000 Tn de aguacate, el 50% de su producción anual. Sólo durante la primera semana, y fruto de las complicaciones logísticas, las ventas se paralizaron para, posteriormente, reactivarse. Según Faulí, “el consumo de aguacate ha aumentado durante la crisis”, y eso a pesar de ser una fruta más cara que la media.

Para el sector, la explicación a este comportamiento tan positivo del aguacate durante la pandemia responde a su carácter saludable, cada día más arraigado entre la sociedad en general.

 

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *