Escribe para buscar

Frutas

Cultivar kiwi en Murcia ya es posible

Un vivero situado en una de las zonas más áridas de Europa ha logrado producir kiwi con éxito tomando como referencia la propia planta y extendiendo su presencia a nuevas zonas de España.

Comparte
Novagric kiwi

“Podemos cambiar nuestras vidas al cambiar nuestras actitudes mentales”. Es lo primero que uno lee cuando entra a Diego Díaz Viveros.

La frase, enmarcada en la puerta de la entrada, tiene un papel fundamental para la empresa. Y es que, como dice el propio director del vivero, Didier Díaz: “Somos el vivero más septentrional y más al sur de toda Europa que cultiva kiwi en las condiciones más áridas que se había hecho hasta la fecha”. Por tanto, afrontar el reto de cultivar por primera vez dicha especie y en latitudes extremas para su producción requería de una actitud positiva.

El vivero, asentado en Murcia, está especializado en frutales de hueso, almendros y olivos para productores agrícolas. Sus clientes se extienden por toda la geografía nacional, así como en países exteriores intra y extracomunitarios. Su larga trayectoria en el sector, más de 30 años de experiencia, les ha servido para embarcarse en la aventura del cultivo del kiwi.

Pero, ¿es posible producir kiwi en una de las zonas más áridas de Europa?

Acostumbrados a trabajar con otro tipo de cultivo y a pesar de ser una planta que no es apta para su producción en la Región de Murcia, decidieron comenzar su cultivo en 2020 y “siempre fuera de la zona de control porque ahí es donde se crece”, comenta Didier.

Una planta que no le gusta Murcia
El kiwi es exigente, requiere de una serie de particularidades y condiciones. Por un lado, es un cultivo agradecido porque tiene una gran dinámica vascular y un hábito vegetativo exuberante, pero por otra parte es muy sensible a la climatología local.

Es una planta que no aguanta los calores secos, no se puede cultivar en suelos calcáreos, no soporta las aguas salinas ni humedades relativas muy bajas y en Murcia se daban todas esas condiciones. Esto ha requerido que tengan que estar muy atentos y les obligó a invertir en sus instalaciones en control climático, para ello solicitaron los servicios de la empresa Novagric.

Climatec: una ayuda extra para el cultivo del kiwi
La instalación del equipo Climatec surge de “la necesidad de controlar dentro del invernadero los parámetros de temperatura y humedad, debido a que es un cultivo muy delicado en las latitudes en las que nos encontramos”, explica Manuel, técnico comercial de Novagric y encargado de la instalación del proyecto.

El controlador climático diseñado por la empresa Novagri es un equipo que, además de controlar temperatura y humedad, es capaz de regular los elementos estructurales del mismo como la ventilación, la calefacción, las pantallas térmicas o de sombreo, la humidificación, etc.

“En este tipo de cultivo es muy importante tener una temperatura que no supere los 35º de máxima y una humedad relativa que esté por encima del 35%, contamos con Novagric porque está a la vanguardia en este tipo de sistemas”, explica Francisco, el técnico de control de cultivo.

Además, Novagric les facilita poder controlar todos los elementos del invernadero desde el móvil mediante su app, kit vigía. “Es un programa muy intuitivo y lo puedes manejar rápidamente con el móvil”, afirma Francisco.

El vivero, además, tuvo que adaptar sus instalaciones a la propia planta. Para que su crecimiento óptimo sea posible, Didier explica que tuvieron que añadir nebulizaciones por debajo de las mesas de cultivo para aumentar la humedad relativa y destratificadores de aire para salvar la calidad del cultivo. Aparte de tener que reforzar las cubiertas con mallas de sombreo para evitar la insolación de la planta.

Un reto sin un modelo a seguir
No ha habido un modelo a seguir para el cultivo del kiwi bajo la climatología murciana. Esto es debido a que, micro-climáticamente hablando, el vivero más cercano se encuentra en Valencia y con condiciones totalmente distintas a las que se les presentaba.

Tuvieron que tomar como referencia la propia planta con distintos manejos y actuaciones donde, como dice Didier, es el kiwi el que les indica el camino correcto a seguir.

Durante estos dos últimos años, el vivero ha trabajado con gran esfuerzo para desarrollar nuevas técnicas de injerto y cultivo, que les ha hecho ser uno de los viveros a la vanguardia de la producción de plantas de kiwi en el sur de España.

Y es que, como vivero, el reto al final se basa en eso, “en el esfuerzo que hacemos a veces por romper lo que creíamos que podíamos dominar y superar un poco más las barreras”, argumenta Didier.

Conoce más el proyecto y cómo es el proceso de cultivo del kiwi en las latitudes más extremas hasta la fecha en el reportaje de Novagric.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *