Escribe para buscar

Health Frutas Hortalizas

En Valencia, el 97 % de frutas y verduras cumple la normativa sobre contenido de plaguicidas

El 97 por ciento de las frutas y verduras consumidas en la Comunitat Valenciana cumple la legislación de plaguicidas en relación con los límites máximos de residuos, un cumplimiento que en el caso de los alimentos infantiles alcanza el cien por cien.

Comparte

Esta son algunas de las conclusiones del último informe publicado por la Dirección General de Salud Pública, dependiente de la Conselleria de Sanidad, correspondiente a la vigilancia de residuos de plaguicidas en productos vegetales en el periodo 2010-2012.

El informe concluye que la exposición de los valencianos, tanto niños como adultos, a los plaguicidas a través del consumo de frutas y verduras (principal fuente de exposición) “se encuentra dentro de los límites de seguridad establecidos normativamente”.

Además, el control realizado constata que el número de muestras con niveles de residuos superiores a los límites máximos establecidos (LMR) se sitúa por debajo del 2,5 %.

Según han informado a EFE fuentes de la Conselleria de Sanidad, el informe publicado describe y analiza los resultados del Programa de Vigilancia de Residuos de Plaguicidas en Productos Vegetales.

Este programa pretende vigilar el cumplimiento de la legislación relativa a los límites máximos de residuos de cada plaguicida en los diferentes alimentos y evaluar la exposición de la población y el riesgo asociado al consumo de productos vegetales.

El Programa contempla el análisis de las principales frutas (peras, melocotones, manzanas, cítricos, uvas, plátanos, fresas) y hortalizas (berenjenas, coliflor, guisantes, lechugas, patatas, pimientos, tomates, pepinos, puerros, espinacas, repollos); e incluye también los alimentos infantiles.

Durante el trienio 2010-2012 se analizaron 455 muestras de frutas y hortalizas y 60 muestras de alimentos infantiles, para determinar la presencia de unas 190 sustancias activas (plaguicidas).

El 65 % de las muestras analizadas contenían al menos un plaguicida, pero únicamente un 2,1 % de las muestras superaron los límites máximos de residuos permitidos.

En el caso de los alimentos infantiles no se detectaron muestras con residuos de plaguicidas.

El plaguicida que aparece en mayor número de muestras es el Clorpirifos (23% de las muestras), un insecticida organofosforado de amplio uso en la agricultura valenciana y europea.

También es frecuente la presencia del fungicida Imazalil (21%), y el insecticida Imidacloprid (12 %).

Además de vigilar el cumplimiento de la legislación, se realizó una evaluación del riesgo en los niños (7-12 años) y los adultos derivado de la exposición a plaguicidas por el consumo de frutas y verduras. En todos los plaguicidas estudiados el riesgo es muy bajo.

Para la mayoría de sustancias activas no se supera el 1 % de la ingesta diaria admisible (IDA) (valor de seguridad toxicológica), y en ningún caso se supera el 6% de la IDA.

Las principales conclusiones del informe confirman los “elevados niveles de cumplimiento” de la legislación de plaguicidas en relación con los límites máximos de residuos, con un 97 % de las muestras analizadas que cumplen esos límites.

También destaca que en el caso de los alimentos infantiles el cumplimiento de la legislación es del 100 %, ya que no se detectó la presencia de ningún plaguicida en los mismos.

La evaluación de la exposición y del riesgo confirmó que el riesgo asociado a la exposición a plaguicidas “es muy bajo, ya que para la mayoría de los plaguicidas individuales no se supera el 1 % de la ingesta diaria admisible (valor de seguridad toxicológica).

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *