Escribe para buscar

Hortalizas

Nuevos programas genéticos en pepino y calabacín

Syngenta mejora la estructura de planta, calidad de fruta y postcosecha en ambos cultivos e introduce novedades: Esben y Randall en pepino e Ícarus en calabacín.

Comparte
Syngenta

La estrategia de Syngenta en ambos cultivos pasa por ofrecer variedades que, agronómicamente, satisfagan todas las demandas de los agricultores, aportando altos rendimientos comerciales, y en el caso de los comercializadores, cuenten con la calidad de fruta y postcosecha que exigen los mercados de exportación.

De este modo, Esben y Randall son sus novedades en pepino, dos variedades con “plantas y frutos muy oscuros, que no amarillean, garantizando una buena sanidad durante todo el ciclo, además de una gran vida útil”, explica Víctor García, portfolio manager de Cucurbitáceas de Syngenta. Su postcosecha es tal que su calidad en el lineal está garantizada incluso en condiciones de fruto desnudo, a priori una nueva tendencia en el mercado.

Asimismo, y en lo que respecta a sus resistencias, a oídio, virus del amarillo y virus de las venas amarillas, ambas suman un excelente comportamiento frente a CGMMV.

Referente en calabacín
Ícarus (CV8519) es la novedad esta campaña y con la que Syngenta complementa a Logos -la referencia en el ciclo de invierno y principios de la primavera- en fechas más tempranas. También en calabacín, la casa de semillas ha perfeccionado la arquitectura de la planta, ahora más abierta y erguida, facilitando la recolección y permitiendo al productor reducir los costes de mano de obra.

Del mismo modo, ha dotado a sus plantas de una mayor rusticidad para mantener la calidad de fruta, y con ella el rendimiento comercial, durante un ciclo largo de cultivo. Igual que en pepino, la postcosecha también es clave en calabacín, sobre todo ahora que “su consumo en Europa aumenta” y, con él, las exportaciones de las empresas de Almería, cada día más especializadas.

Syngenta da, de este modo, un paso más en ambos cultivos, en los que continúa trabajando para completar el ciclo de Almería. Además, y en el caso del calabacín, su “prioridad número 1” es la introducción de variedades con resistencia al virus Nueva Delhi (ToLCNDV) sin comprometer su competitividad.

ESBEN
• Pepino holandés.
• Trasplantes de mitad de agosto al 10 de septiembre en Almería.
• Planta abierta, vigorosa y muy oscura.
• Frutos oscuros, acanalados, sin cuello de botella.
• Excelente rebrote.
• Elevada producción.
• Resistencias a oídio, virus del amarillo y venas amarillas.
• Buen comportamiento frente a CGMMV.

RANDALL
• Pepino holandés.
• Trasplantes del 15 de octubre al 15 de noviembre en Almería.
• Planta abierta, oscura y vigorosa, adaptada al ciclo de invierno.
• Frutos oscuros, acanalados, sin cuello de botella.
• Gran capacidad de rebrote.
• Alta producción.
• Resistencias a oídio, virus del amarillo y venas amarillas.
• Buen comportamiento frente a CGMMV.

ÍCARUS (CV8519)
• Calabacín verde.
• Trasplantes de la segunda quincena de septiembre a mitad de octubre en el Poniente almeriense (algo antes en el Levante).
• Planta abierta, erguida.
• Rusticidad para un ciclo largo.
• Elevado rendimiento comercial.
• Fruto oscuro, brillante, con gran postcosecha.
• Resistencia a oídio.

Share and Enjoy !

0Shares
Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *