Escribe para buscar

Destacado

“Los compradores de sandía están haciendo su agosto”

En las últimas semanas se están pagando hasta 5 céntimos por kg de sandía almeriense. Asociaciones como COEXPHAL y organizaciones agrarias como COAG denuncian la situación, ya que no se están cubriendo ni los costes de producción, tal y como exige la Ley. En cuanto a calidad y sabor, el producto está siendo excelente, pero no consigue abrirse un hueco en el mercado debido a los bajos precios de países terceros.

Comparte

Llevamos semanas hablando de que las bajas temperaturas en el norte de Europa están provocando una bajada en la demanda y los precios de la sandía y melón almerienses. La causa parecía clara: la meteorología y la estacionalidad de los productos y la relación del consumo con el calor, pero han salido voces discordantes con esta versión que afirman que “no se creen que no haya demanda europea” y que piensan que es responsabilidad de los compradores, que están aprovechando para “hacer su agosto”. Son palabras de Andrés Góngora, secretario provincial de COAG Almería y responsable de frutas y hortalizas a nivel nacional de esta organización agraria, en declaraciones a la Revista Mercados esta misma mañana.

COAG Almería publicaba ayer un vídeo (que pueden ver más abajo) en el que su responsable denunciaba que los compradores de melón y sandía de Andalucía en estos días estaban incumpliendo la última modificación de la Ley de la Cadena Agroalimentaria de diciembre, que afirma que no se puede pagar al productor por debajo del precio de los costes. “Se está comprando a 15 céntimos, 10 e incluso 5 en algunos casos”, denuncia Góngora, quien recuerda que un precio normal serían 40 céntimos, algo “asequible” por parte de los compradores. Además, de que se están comportando de una forma “muy exquisita”, ya que “ojean los bancales y te dejan los calibres que no les interesan”.

Por este motivo, COAG Almería solicitaba a la Agencia de Información y Control Agroalimentario (AICA), perteneciente al Ministerio de Agricultura, que realizase una investigación para esclarecer los hechos y obligar a los compradores a cumplir la ley.

Pero no solo la organización agraria se ha revelado contra estos precios, sino que COEXPHAL ha ido más allá y ha convocado en la mañana de hoy dos “retiradas simbólicas” de productos en Níjar y La Mojonera para denunciar la situación. “Hace dos meses que cayeron las cotizaciones de la mayoría de los productos y no han mejorado desde entonces”, afirman desde esta asociación. Recuerdan y exigen también el cumplimiento de la reformada Ley de la Cadena y acusan a sus responsables de “no resolver los problemas de comercialización y situar al productor español en desventaja competitiva con países terceros como Marruecos” y sus ya conocidos bajos precios de producción, a los que España no puede hacer competencia.

Excelente calidad, bajos precios en origen y altos en mercado

Productores y asociaciones coinciden en que la sandía almeriense de esta campaña goza de una calidad excelente, con unos parámetros sobresalientes y un sabor y frescor envidiables. Pero, a pesar de ello, no logra hacerse un hueco en los mercados europeos debido a sus altos precios para el consumidor, que hace que este se decante por el producto marroquí. En COAG Almería, creen que la solución pasaría por un acuerdo con la distribución para que promocionara en sus lineales el melón y la sandía españoles. “Ya que se están pagando precios tan bajos al agricultor, pedimos que se bajen también los precios al consumidor para incentivar el consumo y desatascar el excedente que hay en el canal comercial”, confirma su responsable. Desde COAG afirman que si el consumidor encuentra un precio atractivo tanto en melón como en sandía, comprará en volumen y no solo “una o dos piezas pequeñas”.

Eso sí, productores y organizaciones insisten en que tienen que tomarse medidas rápidas porque están a punto de comenzar los cultivos en otras regiones y la campaña de estas frutas de verano en Almería corre serio peligro.

¿Soluciones para una mala planificación?

Además de la competencia con países terceros y las bajas temperaturas europeas, en el cultivo de la sandía está ocurriendo como en el calabacín o el tomate de Almería: exceso de oferta. “Desde COAG insistimos a los agricultores en que tienen que planificar y no sembrar a ciegas, para evitar este tipo de situaciones”, explica Góngora. Pero también lo justifica afirmando que es muy difícil prever el consumo porque ni productores ni consumidores funcionan mecánicamente.

Aunque sí que existe una solución, la adhesión a las OPFH, Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas. En la organización cuentan que es el momento de que estas herramientas de la Unión Europea demuestren su utilidad, ya que nacieron con el objetivo de planificar y adecuar al mercado las producciones de sus asociados. Pero su efectividad, dadas las circunstancias actuales, aún está por ver.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link