Escribe para buscar

Destacado

El cierre del mercado brasileño arruina la campaña de ciruela

Desde el 1 de junio Brasil prohibía el acceso de ciruela española para evitar la entrada de la plaga Lobesia botrana, y, pese a los esfuerzos del sector en demostrar a este país que estaba controlada y que cumplían con los protocolos oportunos, no han podido comercializar su fruta esta campaña.

Comparte
ciruela

Extremadura es la principal región productora y exportadora de ciruela de España, con el 80% del volumen a nivel nacional. En el último año exportó un 24% de su producción al mercado brasileño, sin embargo, para esta campaña, no ha podido ser. Este excedente de producción ha provocado la saturación de los otros mercados de destino, dando lugar a un descenso de los precios. Además, se trataba de variedades adaptadas a ese mercado. “Aún nos queda una variedad importante a comercializar y esperamos que Brasil abra sus puertas cuanto antes, aunque el daño para esta campaña ya está hecho”, declara Miguel Ángel Gómez, gerente de Afruex.

La normativa fue aprobada en Brasil el 14 de mayo y entró en vigor el 1 de junio para evitar la entrada al país de la plaga Lobesia botrana de la ciruela. Esta plaga, según Gómez, está presente en el cultivo extremeño, pero en una proporción muy pequeña “y se encuentra absolutamente controlada”. Para demostrar su adecuado manejo y control, y que cumplían con el protocolo, Afruex afirma que a través del Ministerio del Gobierno de España han emitido varios informes a Brasil, de los que no han obtenido una respuesta a tiempo para iniciar la comercialización. Además, “su prohibición no cumple la normativa internacional que establece la OCM; con Canadá tuvimos el mismo requisito, que estableció un manejo de cultivo concreto para una plaga y se pudo comercializar finalmente”.

Campaña fruta de hueso

Las previsiones de la campaña de fruta de hueso apuntaban a un buen ejercicio dada la reducción de volumen generalizado, tanto a nivel nacional como europeo. Sin embargo, la situación de la ciruela, y la adversa climatología que mermó en gran medida la campaña de cereza, han arruinado el balance final.

En melocotón y nectarina, los resultados han sido más favorables, con “una campaña normal y buenos precios, pese a las complicaciones de calidad por el calor que tuvo al inicio el melocotón”.

El final de la recolección de fruta de hueso extremeña está previsto para la segunda semana de septiembre, mientras que la comercialización de producto en cámara se extenderá probablemente hasta el mes de diciembre.

Share and Enjoy !

0Shares
Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *