Escribe para buscar

Empresa

Bio Campojoyma crece un 25% y comercializa 34 millones de kilos de hortalizas y cítricos

La compañía afronta esta campaña otras dos novedades, como son la eliminación del plástico y un proyecto con la UAL para clasificar plantas, insectos y aves que habitan en sus fincas.

Comparte
Campojoyma

A pesar de haber sido una campaña inusual, Bio Campojoyma, líder en hortalizas ecológicas en España que cuenta con una superficie de 530 hectáreas en producción de frutas y hortalizas, repartidas entre Almería, Granada y Murcia, ha sido fiel a sus objetivos y valores y ello ha dado buenos resultados. Tal y como expone su fundador y gerente, Francisco Jesús Montoya Sánchez, la empresa ha crecido en producción un 25%comercializando 32 millones de kilos de hortalizas y 2 millones de kilos de cítricos. “Somos una empresa joven, con un claro compromiso medioambiental que se refleja en una agricultura ecológica biodinámica, acorde con una sociedad que cada día es más consciente de la necesidad de avanzar hacia la sostenibilidad”. Además, Montoya explica que, desde el principio, han querido diferenciarse en sus referencias, y por ello suman a las clásicas hortalizas y frutas (tomate, berenjena, pimientos y pepinos), el cultivo de cítricos y hortalizas como brócoli o col china. “Por eso, tenemos una buena perspectiva de seguir creciendo en los próximos años”. Así, respecto a uno de los productos en que la firma lidera su producción ecológica como es la col china, Montoya detalla que su comercialización en la nueva campaña comienza en febrero y espera un crecimiento del 10% respecto a la anterioren la que vendieron 5 millones de piezas, “estamos muy contentos de la producción en Abrucena y Fiñana, además de que, dentro de nuestro propósito de contribuir a la sostenibilidad, con estos cultivos ayudamos a la generación de empleo en el interior de la provincia”.

Bio Campojoyma entiende la sostenibilidad no sólo en el cuidado del medio ambiente, sino en contribuir a mejorar la sociedad desde todas las perspectivas. “Desde el plano laboral, con condiciones de trabajo óptimas, a la igualdad entre hombres y mujeres, y ahí tenemos implantado un Plan de Igualdad y nos sentimos orgullosos de que el 75% de nuestra plantilla sean mujeres, ocupando puestos relevantes, como la jefa de Almacén o la responsable del Departamento Técnico, pasando con el compromiso con los que más lo necesitan, y por eso colaboramos con Cáritas, a quienes realizamos donaciones periódicas durante la pandemia”.En el plano comercial, la firma cuenta con más de 30 referencias ecológicas distintas que exporta a toda Europa (Alemania, Dinamarca, Francia, Suecia, Finlandia, Polonia, Portugal, Bélgica, Irlanda, Holanda, Rumanía, Eslovaquia, etc.), abasteciendo a los mercados de continuidad de producto bio durante todo el año.Respecto a la actual campaña, Bio Campojoyma ha incorporado brócoli bio, cuya producción tiene su origen en la cooperativa murciana Medifruver, que cuenta con una larga trayectoria que la sitúa como uno de los mejores productores de España. El acuerdo establece que Bio Campojoyma se encarga de la comercialización de esta hortaliza y Medifruver de la producción en su huerta murciana. La cooperativa murciana se ha incorporado al sistema técnico y la filosofía de producción sostenible de Bio Campojoyma. “En el primer año esperamos superar los 5,2 millones de unidades de brócoli bio”, señala el fundador y gerente de la empresa.

Por otro lado, la compañía afronta esta campaña con otras dos novedades: “Hemos iniciado el proceso con la intención de eliminar el plástico de la empresa, plastic-free. Y nos hemos embarcado en un proyecto de investigación de la mano de la Universidad de Almería denominado ‘Análisis y conservación de la biodiversidad en cultivos biodinámicos de cítricos como valor añadido’, con el que investigadores del Centro de Colecciones Científicas de la Universidad de Almeria (CECOUAL) clasificarán las plantas, insectos y aves que conviven en las fincas de esta empresa, con el fin de fomentar la protección y favorecer su desarrollo, especialmente con plantas autóctonas. Con este proyecto se demuestra que conservar y obtener un beneficio social es posible y viable”.

Bio Campojoyma es fiel la economía circular y dispone de su propia planta de compostaje: “La principal ventaja no es empresarial, sino social, y nos sentimos muy orgullosos de ello. Creemos, de verdad, en la sostenibilidad y por eso cultivamos ecológico respetando el medio ambiente y los ciclos naturales de las plantas, con el propósito de convertir nuestras fincas en pequeñas reservas de biodiversidad donde convivan en equilibrio la flora y fauna. Aportamos los medios necesarios para el descanso, alimentación y reproducción de numerosas especies animales; respetamos las zonas de vegetación autóctona, que actúan como setos y contribuyen a la diversidad vegetal; y trabajamos para el acondicionamiento de los embalses de riego, facilitando la entrada y salida de animales para hidratarse y facilitarles zonas de refugio”, describe Francisco Jesús Montoya.La planta de compostaje biodinámica contribuye a nuestra apuesta por la agricultura sostenible, pues nos proporciona materia orgánica de calidad y fácilmente asimilable para el suelo, rica en minerales y oligoelementos esenciales para restaurar sus reservas tras la cosecha.

Compromiso de suministro durante la crisis sanitaria
La última campaña ha estado marcada por la crisis sanitaria, en la que, según expone Francisco Jesús Montoya, fundador y gerente de Bio Campojoyma, se ha demostrado que la unión de todos, ciudadanos, empresas y administraciones, es el único camino para salir adelante, y que tenemos grandes profesionales sanitarios y también en otros sectores como el agrícola. “El compromiso de Bio Campojoyma con la sociedad nos hizo enfocarnos desde el primer momento en lo que mejor sabemos hacer, abastecer a los mercados con hortalizas y frutas ecológicas, básicas para la alimentación de las personas. Desde el principio, extremamos las medidas de seguridad sanitaria y la verdad es que los clientes de toda Europa han respondido positivamente y, por nuestra parte, hemos continuado en todo momento el suministro. Es cierto que nos hemos tenido que adaptar a los horarios de supermercados, que en algunos momentos de la pandemia cerraban antes, pero el producto ecológico tiene unos valores nutricionales y medioambientales que han sido reconocidos en toda Europa”. Montoya agradece a todas las personas que forman parte del equipo de Bio Campojoyma, que hayan sacado lo mejor de sí mismas para superar los retos que se les han planteado a diario.

 

Fuente: Diario de Almería

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link