Escribe para buscar

El auge de plagas merma la superficie. ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DEL KAKI

Los bajos precios no son el único reto del sector del caqui, ya que el cambio climático y la falta de materias activas disponibles plantea un serio problema que reduce aún más la importancia de este cultivo cada año.

Comparte

Mientras hace pocos años los productores de caqui solo necesitaban apenas un tratamiento para el correcto desarrollo de la campaña, ahora son muchas las enfermedades y plagas que afectan al cultivo, mermando su volumen y provocando una cada vez mayor reducción de superficie. Se calcula que de las 280.000 Tn de caqui que se obtienen por campaña, las pérdidas por este problema son de un 15%, es decir, unas 40.000 Tn, “una cifra bastante importante”, como indica Pascual Prats, presidente de la Asociación Española de Caqui, quien añade: “Los productos que podemos utilizar no logran controlar plagas como el cotonet, una de las principales”.

“ Cada año se reducen hectáreas de cultivo en España por la falta de rentabilidad”

Por lo que, para esta campaña, aparte de la merma fisiológica que acompaña al cultivo por motivos climatológicos, de alrededor de un 30%, se añade la pérdida por enfermedades y plagas, que ronda el 10 o 15% más.

Estas mermas de producto, unidas a los bajos precios que registra el caqui en el mercado en las últimas campañas, está provocando que los productores decidan abandonar las plantaciones u optar por cultivos alternativos. Así, de las 18.500 ha que hay de caqui en España, solo el año pasado se redujeron en un 5%. Y para este ejercicio se espera el mismo o mayor porcentaje de abandono o directamente de arranque de plantaciones, como comenta Pascual Prats.

Las perspectivas para esta campaña a nivel comercial no son tampoco muy halagüeñas, porque “a dos semanas del inicio de campaña, las cotizaciones están siendo muy justas”, especialmente en un año en el que hay un sobrecoste añadido por la crisis sanitaria y no existe una mayor demanda de caqui. “Sus propiedades nutricionales, que son numerosas, no son tan conocidas como las de los cítricos, porque nos queda mucho por comunicar”, reconoce Prats.

El objetivo de la asociación es entonces fomentar los niveles de exportación a través de la apertura de nuevos mercados, con nuevos protocolos con países como Perú, con el que ya se podrá comercializar esta temporada, y China, cuya apertura aún va a ser lenta. Para ello, trabajan de la mano con la DO Kaki Ribera del Xúquer y Anecoop, ya que juntos representan el 85% de la oferta española de caqui y “es importante seguir incidiendo en la unión del sector para beneficio de todos”.

Share and Enjoy !

0Shares
Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *