Escribe para buscar

Empresa Frutas Mercados

Un 20% de la superficie de Cobella será de frambuesa esta campaña

La fresa ha causado tantos quebraderos de cabeza a los productores onubenses en esta campaña que algunos de ellos están decididos a reaccionar y, sobre todo, apuestan por reducir superficie de fresa.

Comparte

Es el caso de los socios de Cobella, una de las cooperativa más representativas de la comarca. Van a hacer una apuesta decidida por la frambuesa. Su presidente Francisco Javier Contreras asegura que en la próxima campaña entre el 20 y 30% de la superficie que este año ha sido de fresa, al que viene será de frambuesa. La medida se apreciará más en la zona de Cartaya que en la de Lepe, por ejemplo, pero será generalizada entre todos los socios que se dedican a los berries.

Contreras es optimista respecto al futuro de la fresa en Huelva, fruto al que augura un “futuro largo en la provincia”, a pesar de que haya que salvar dificultades y afrontar año a año, según vengan las circunstancias. Estamos hablando del campo, donde los resultados dependen en ocasiones de factores que no se pueden dirigir pero si controlar, es algo que conocen bien los productores de la fresa onubense, cuyos inicios se remontan a finales de los años 60.

Contreras apunta que, en la campaña próxima, vamos a conocer el techo de producción de la frambuesa pues se teme que la decisión de Cobella no sea excepcional y que otras cooperativas o grupos de productores adoptarán una medida similar. “La producción de frambuesa de la próxima campaña será mayor y, entonces, comprobaremos lo que el mercado puede soportar”, señala.

 “La producción de frambuesa de la próxima campaña será mayor y, entonces, comprobaremos lo que el mercado puede soportar”

Los 300 socios de Cobella reúnen alrededor de 1.500 hectáreas de cultivos y facturan unos 30 millones de euros anuales. “Este año vamos a crecer, a falta de que se cierre el balance económico de 2014, probablemente alcanzaremos los 32-34 millones de euros”, dice el presidente de la cooperativa satisfecho por este resultado económico.

En esta campaña el 80% de la superficie ha tenido berries (40% de fresa y el otro 40% se reparte entre frambuesa, arándano y mora), el otro 19% es de cítricos y el resto, de frutales. “Todos los socios tienen algo de berries”, explica el presidente.

Cobella cuenta desde hace años con su propia superficie de vivero en la provincia de Avila, en el municipio de Navas de Arévalo. Allí en 25 hectáreas de terreno crecen los plantones de berries (fresa y frambuesa), alrededor de 17 millones de plantas que son transportadas en otoño hasta el sur. Cobella surte de semillas a sus socios y a otros agricultores de la provincia que carecen de viveros. Este año cuentan con cinco variedades de fresa y dos de frambuesa, que alterarán poco el panorama varietal del año anterior. Cobella tiene preferencia por la Primoris de Fresas Nuevos Materiales (FNM).

La cooperativa lepera tiene planes de futuro, es consciente de que la comercialización es una de las claves de la supervivencia de los productores y es, ahí, donde ha fijado su punto de mira. Ya dio el primer paso al incorporarse como socio fundador en la comercializadora Onubafruit, junto a otras cuatro cooperativas de Huelva. Francisco Contreras dice que “tenemos que seguir trabajando para crecer como comercializadores, ser más fuertes y poder marcar las normas del mercado, evitando situaciones como la de hacernos a nosotros mismos la competencia” por los vericuetos que utilizan los intermediarios.

La investigación es otra de las herramientas que marcan el futuro, sobre la “que queremos seguir trabajando, es fundamental para cualquier empresa”, puntualiza.

Francisco Contreras intenta que Cobella esté en consonancia con los tiempos que corren por eso quiere que las mujeres de la cooperativa se impliquen en el consejo rector, “creo que darían una visión diferente, pero no lo consigo”, lamenta. Es un proyecto de largo recorrido en el que seguirá insistiendo con la esperanza que, de un día para otro, se produzca el cambio y se convierta en realidad.

La cooperativa Cobella tiene un marcado carácter social, entre otras cosas, da trabajo a mucha gente de Lepe y de los pueblos de alrededor

Cobella tiene un marcado carácter social dentro de la comarca donde se ubica. Cuenta con sus propias cuadrillas de jornaleros, fidelizadas desde hace años, los contratos en origen quedaron atrás pero a través de ellos consiguieron la mayor parte de los peones que ahora trabajan en el campo y en las plantas de transformación. “Damos trabajo a la gente de Lepe y de los pueblos de alrededor. Los extranjeros que trabajan son ciudadanos de la Europa del Este que llegaron hace años y se quedaron a vivir”, explica. Esta continuidad en la contratación de temporeros agrícolas es una de las razones de los escasos conflictos laborales durante la campaña, “casi ninguno, por no decir ninguno”, comenta Contreras.

Cobella reúne a 300 socios de Andalucía e, incluso, de Extremadura y Castilla León, aunque la mayor parte de las tierras de producción están en la provincia de Huelva.

Fuente: Agrodiariohuelva.es

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *