Carrefour avanza en su plan estratégico 2022 en el marco de alianzas con otros operadores. Así, ha anunciado esta mañana un acuerdo a largo plazo con el gigante británico Tesco que abarca una relación estratégica con proveedores globales, la compra conjunta de productos de marca propia.

Este convenio, que se regirá por un marco operacional de tres años, permitirá a ambos distribuidores mejorar la calidad y surtido disponible para sus clientes, con precios más bajos, mejorando así su competitividad.

En un comunicado conjunto, Carrefour y Tesco recuerdan que la alianza, que se formalizará en los dos próximos meses, también les permitirá fortalecer las relaciones con sus proveedores y crear oportunidades significativas para los mismos.

No obstante, matizan que cada compañía continuará trabajando con sus propios proveedores a nivel local y nacional.

“Esta alianza estratégica entre Carrefour y Tesco es un gran acuerdo, ya que combina la experiencia de compra de dos líderes mundiales, complementarios en sus geografías, con estrategias comunes”, ha explicado el consejero delegado de Carrefour, Alexandre Bompard.

“Este acuerdo es una gran oportunidad para desarrollar nuestras dos marcas al servicio de nuestros clientes. Esta alianza internacional fortalece aún más a Carrefour, lo que le permite alcanzar un hito clave en la implementación de su estrategia”, ha añadido.

Por su parte, el consejero delegado de Tesco, Dave Lewis, se ha mostrado “encantado” con este acuerdo: “Al trabajar juntos y aprovechar al máximo nuestra experiencia colectiva en materia de productos y nuestra capacidad de abastecimiento, podremos servir a nuestros clientes aún mejor, mejorando aún más las opciones, la calidad y el valor”.

Ambos minoristas están bajo presión de Amazon que se ha mudado al comercio minorista tradicional con la adquisición de Whole Foods y lanzó un servicio de entrega en línea, Fresh, en el Reino Unido el año pasado.

Sainsbury’s dejó en claro que si la toma de control propuesta de Asda recibe el visto bueno de los reguladores de la competencia, apuntará a sus principales proveedores de reducciones de costos flexibilizando su creciente poder de compra.

“Tesco y Carrefour buscarán compartir fuerza de compra mientras reducen el número de productos de marca que venden, a medida que aumentan sus propios productos de marca”, dijo Patrick O’Brien, director de investigación minorista del Reino Unido en GlobalData. “Para los proveedores, esta es otra señal de las batallas que se avecinan”.