Escribe para buscar

Crisis del Coronavirus

“Somos los propios viveristas los que más daño nos hacemos”. PLANTBERRYS

Partiendo de la base de que la buena rentabilidad del vivero depende 100% de la buena rentabilidad del productor de fruta, en Plantberrys trabajan por ofrecer plantas sanas, maduras y con buena selección de tamaño, color, sin romper en ningún caso la cadena de frío y a precios competitivos.

Comparte

“Esta debe ser nuestra principal labor, pero hacemos otras que no nos competen como es financiar el valor de las plantas, a nivel fiscal y de derechos de usos varietales, hasta 7 y 9 meses en algunos casos”, comenta Frutos Herranz, gerente del vivero.

“Deben ser las entidades bancarias las encargadas de la financiación”, añade al respecto Herranz, quien cree que esta forma de proceder se puede llevar a cabo de forma excepcional para algún cliente que lo solicite por problemas de liquidez puntuales, pero no como norma común. Pero para Herranz, el que los productores no paguen el 50% de la planta en el momento de la entrega y que además tarden meses en efectuarlo, no está en otro tejado que en el del propio vivero. “Todo lo expuesto son quejas siempre que se reúne el sector viverista comercial, pero no procedemos de forma colectiva para solucionarlo, siempre se queda en agua de borrajas, por lo que somos los propios viveristas los que más daño nos hacemos al no actuar”, sostiene al respecto.

En cuanto al comportamiento errático de algunas partidas de una variedad de esta pasada campaña, desde Plantberrys quieren aclarar que el vivero multiplicó las plantas que el propio obtentor puso a su disposición. “Y no tenemos obligación de ningún tipo de testar los diferentes clones como viveros multiplicadores”.

Las variedades solicitadas por sus clientes para este año para Plantberrys son Fortuna, Palmeritas y el abanico de FNM, Rociera, Rábida y Primoris. En frambuesa destaca la puesta a disposición para 2021 de la nueva variedad remontante R15 de FNM, exclusiva para socios de la citada entidad obtentora.

En relación a la sanidad de la planta, Herranz defiende que, si se quieren reducir tratamientos fitosanitarios en la zona de producción, deberían facilitar la desinfección en vivero y no permitir la situación que tienen ahora de falta de materias activas: “Si das planta sana, minimizas el nivel de tratamientos en el siguiente eslabón”.

En esta línea, no creen que el cambio climático sea el principal causante de que la planta no llegue con suficientes horas frío de forma previa al trasplante y por tanto con un correcto estado fisiológico, “sino que el problema está en que se arranca demasiado temprano”.

Share and Enjoy !

0Shares
Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *