Escribe para buscar

Destacado

Rijk Zwaan revoluciona el mercado de berenjena con CleanLeaf

Esta nueva generación de berenjenas favorece el cultivo con control biológico, reduciendo los tratamientos químicos y haciendo las producciones más sostenibles. Kesia RZ es la primera variedad comercial bajo este innovador concepto.

Comparte
CleanLeaf

Si hay un cultivo ‘apetitoso’ para la mosca blanca y el trips, es la berenjena. Las variedades tradicionales proporcionan a ambas plagas un entorno ideal para su reproducción y propagación, hasta el punto de que sus altas poblaciones ocasionan daños en las plantaciones. Al menos, hasta ahora.

Rijk Zwaan ha revolucionado el mercado de la berenjena con la introducción de un innovador concepto: CleanLeaf. Se trata de una nueva generación de variedades sin apenas vellosidades, de hoja limpia, que favorecen el cultivo con control biológico y, por ende, la reducción de tratamientos químicos para el control de plagas y enfermedades, sobre todo mosca blanca y trips.

CleanLeaf

Producción de Kesia RZ en control integrado de plagas.

Kesia RZ es la primera variedad CleanLeaf, y que Rijk Zwaan está mostrando esta semana en su CED de El Ejido (Almería). “Cuando usamos lucha integrada, podemos ver diferencias sustanciales entre un cultivo CleanLeaf y una berenjena tradicional”, afirma Alberto Domingo, especialista de cultivo de berenjena de Rijk Zwaan, quien explica que, en relación al testigo, en la variedad CleanLeaf, “hay muy pocas picaduras de trips y también se aprecia una población ínfima de mosca blanca”.

La primera ventaja, por tanto, de las variedades CleanLeaf es la posibilidad de reducir el número de tratamientos químicos, gracias a los buenos resultados que ofrece la lucha integrada. De este modo, los cultivos son más eficientes y sostenibles.

Asimismo, y gracias a que las variedades CleanLeaf cuentan con muchas menos vellosidades, estas no quedan suspendidas en el aire y, por tanto, no dan lugar a irritaciones de garganta o alergias en los trabajadores, facilitándoles su día a día.

Y todo ello sin perjudicar la calidad del fruto. “Kesia RZ tiene un fruto negro, brillante, que mantiene el color de la berenjena tradicional”, comenta Domingo, quien añade que, además, “tiene un cáliz verde intenso que se diferencia del resto de variedades”. A todo ello hay que sumar su buena postcosecha.

Con todo ello, “conseguimos mejorar la experiencia de compra del consumidor”, que tendrá una berenjena con menos tratamientos y que, por tanto, le garantiza una mayor seguridad alimentaria; así como un producto de aspecto atractivo que, sin lugar a dudas, satisfará sus necesidades.

Share and Enjoy !

0Shares
Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *