Escribe para buscar

Destacado

PROEXPORT: “La sociedad demanda productos ecológicos y sostenibles”

Abelardo Hernádez, director técnico de Proexport, expuso en Fruit Attraction las iniciativas de sostenibilidad desarrolladas en las empresas de la asociación como respuesta a la demanda de los consumidores.

Comparte

Iniciativas novedosas como son el uso de sensores para evitar la pérdida de agua en el subsuelo se combinan con otras muy antiguas, que se han retomado en los últimos años, como el abonado en verde. El objetivo de estas técnicas agrícolas es lograr que cada día la agricultura de la Región de Murcia sea más sostenible, aprovechando mejor los recursos de que dispone y contribuyendo al respeto del entorno en el que se desarrolla. Todas estas acciones, que están siendo implantadas en las empresas asociadas a Proexport, han sido presentadas por el director técnico de la asociación hortofrutícola murciana, Abelardo Hernández, en el marco de Fruit Attraction.

Junto a las sondas de medición, entre las iniciativas más innovadoras que están desarrollando distintas empresas agrícolas “se están empleando drones para determinar eficientemente cuáles son las necesidades de riego de los cultivos”, indica Hernández.

Además, “las empresas agrícolas recuperan técnicas antiguas como el abonado en verde que tiene como objetivo fertilizar la tierra sin necesidad de usar fertilizantes químicos”.

Herramientas para el sector

El sector agrícola evoluciona por las demandas de la sociedad y actualmente sostenibilidad y productos ecológicos son la demanda predominante. Esto conlleva la eliminación de herramientas que permitan sacar adelante los cultivos, lo que preocupa a todo el sector productor.

“Los retos son infinitos. El productor agrícola evoluciona en función de lo que demanda la sociedad. Como productor no me preocupa que me quiten una materia activa, sino que no me den una alternativa’, apunta Abelardo Hernández.

Grupos de innovación

Proexport desarrolla en colaboración con algunas de sus empresas asociadas y distintas entidades como la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) o el Centro de Edafología  y Biología Aplicada del Segura (CEBAS-CSIC), entre otras, diversos proyectos de innovación que están planteando nuevas formas de desarrollar la producción agrícola de la Región de Murcia.

Entre esos proyectos de innovación se encuentran los impulsados por los grupos operativos NUVES, ACBD e GO INVERCONEC.

El Grupo Operativo de Nutrición Vegetal Sostenible (NUVES) desarrolla el proyecto ‘Nuevas técnicas para mejorar la eficiencia de la fertirrigación, usando inhibidores de la nitrificación en cultivos hortícolas de la Región de Murcia’. Las empresas participantes son: G´s España, Agromediterranea, Murciana de Vegetales, Bonduelle, Grupo CFM, Intercrop Ibérica y Proexport como coordinador. Su objetivo es aumentar la eficiencia en el uso de los fertilizantes nitrogenados en los sistemas de fertirrigación mediante el empleo de inhibidores de la nitrificación.

El Grupo Operativo Plásticos Biodegradables de Acolchado (ACBD) ha llevado a cabo los proyectos de innovación ‘Nuevas técnicas para facilitar y acelerar la degradación de los materiales degradables de acolchado’ y ‘Uso de microorganismos autóctonos  para acelerar la biodegradación de los materiales de acolchados’. Con ambas investigaciones se analiza como adaptar la degradación de estas cubiertas para poder emplearlas en los ciclos, condiciones climáticas y usos de la agricultura de la Región de Murcia. Las empresas asociadas que participan son Bonduelle, Campo de Lorca, Fruca, Kernel, Verdimed y Proexport como coordinador.

Mediante diferentes procesos (humedad, materia orgánica o microorganismos), que favorezcan el enriquecimiento de la población microbiana del suelo responsable del proceso de la biodegradación de los plásticos se pretende innovar en la aceleración de la degradación de los acolchados biodegradables, adaptando los procesos a las condiciones reales de campo.

El Grupo Operativo INVERCONECT persigue la reducción de insumos en invernaderos a través de la interconexión de todos los factores que van desde el cultivo hasta el consumidor final. El más mínimo aspecto que pueda afectar a las plantas estará controlado mediante sensores conectados (IoT) y toma de muestras de la humedad del aire, la luz, la temperatura del invernadero o las plagas. Esta monitorización aportará datos sobre la cantidad de agua, fertilizantes o fitosanitarios son necesarios en cada momento.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link