Escribe para buscar

Empresa Frutas Hortalizas Mercados

Oleada de butrones en Mercamadrid

En la última semana se han producido robos en 35 puestos de la nave de frutas. Sólo hay tres vigilantes para todo el perímetro alimentario del mayorista.

Comparte

Los ladrones se han cebado con Mercamadrid. Un total de 35 puestos correspondientes a naves de frutas fueron desvalijados el pasado fin de semana, según ha denunciado la Asociación de Mayoristas de Frutas (Asomafrut). Se trata de la oleada de robos más importante sufrida por estos negocios del mercado de abastos más importante de España. En total han sido afectadas 14 empresas, ya que algunas de ellas tienen varios puestos.

Los perjudicados han mantenido varias reuniones estos días y van a pedir que se adopten medidas urgentes. El pasado lunes el Ayuntamiento de Madrid anunció que se iba a reforzar la seguridad nocturna con la incorporación de seis vigilantes más en el turno de noche y que el gerente iba a proponer que durante los fines de semana se cerrasen los accesos a varias zonas de Mercamadrid, que cuenta con una superficie total de 2,2 millones de metros cuadrados.

En teoría, el acceso a Mercamadrid está sólo restringido a profesionales que deben mostrar un carné para pasar. Pero en la práctica, según denuncian los empresarios, todo el mundo pasa al interior sin que haya ningún tipo de control.

Los delincuentes entraron en la madrugada del domingo en la nave D del polígono alimentario de Mercamadrid abriendo un agujero en el techo de más de siete metros de altura. Los delincuentes fueron abriendo butrones y destrozando puertas para desvalijar todas las cajas fuertes de los negocios.

Se llevaron una media de 7.000 euros de cada firma. Se calcula que pudieron obtener un botín cercano a los 300.000 euros. Sólo uno de los propietarios, Fernando Perichan, calcula las pérdidas de su negocio en casi 8.000 euros.

Fueron los mismos propietarios los que descubrieron los destrozos el pasado lunes y el martes sin que la empresa de seguridad haya siquiera advertido nada inusual.

Inseguridad

La noticia del robo ha desatado la inseguridad y la alarma entre los mayoristas. Los empresarios se quejan de que Mercamadrid no se haya puesto en contacto con ellos: «No me han llamado el domingo. El lunes tampoco me han contactado. Una de mis empleadas, la contable, ha ido hasta allá y se ha encontrado todo roto. Todo estaba hecho un desastre», declaró uno de los afectados.

«Esto es francamente vergonzoso. Los destrozos afectaron a un 65% de los puestos en la nave. Estuvieron como mínimo unas cinco horas dentro, anduvieron a su gusto y a su antojo sin que nadie de la empresa de seguridad lo haya advertido», dijo ayer a este periódico Francisco Javier Martín, otra de las víctimas de esta banda.

Juan Riaza es otro de los que sufrieron la visita de los ladrones en su nave. «A mi negocio le han reventado la caja fuerte con un hacha, mientras que a un vecino le han hecho un hueco en la pared. Eso no se hace con una cuchara, todo ese ruido se oye a dos kilómetros de distancia. Es difícil creer que hayan estado allí durante seis horas y nadie haya escuchado nada».

Las cámaras de seguridad captaron las imágenes de los delincuentes cuando recorrían los pasillos portando linternas. Algunos de los empresarios afirman que el robo se perpetró entre la una de la madrugada y las seis de la mañana, según los registros de videovigilancia. Mercamadrid cuenta con sólo tres vigilantes para todo el perímetro alimentario del mayorista, pese a que su presupuesto destina casi un millón de euros para seguridad.

Escepticismo

Los empresarios se manifiestan escépticos con las medidas anunciadas por el Ayuntamiento de Madrid, propietario del 51% de Mercamadrid. En los próximos días presentarán un documento firmado en el que pedirán que se incremente la presencia de personal de seguridad y se controlen los accesos con más personal. Una de las propuestas que también han adelantado es que se instale una comisaría de la Policía Nacional dentro de Mercamadrid.

«Lo que pasa es que aparte de cerrar los accesos durante el fin de semana, se debe controlar la entrada de personas. Todos los días pasan a Mercamadrid entre 10.000 y 15.000 personas. Incluso hay una línea de autobús que pasa por allí. Hay mucho intrusismo. Es que parece que Mercamadrid no les interesa. Nos sentimos abandonados», explicó un miembro de la junta directiva de la asociación de mayoristas.

La Policía Nacional ha hecho fotografías de los destrozos y ha iniciado una investigación, aunque los propietarios anuncian que no se sabrá la cantidad exacta de pérdidas y daños hasta que las aseguradoras hagan sus informes periciales.

Fuente: Elmundo.es

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *