Escribe para buscar

Frutas

Los cítricos pigmentados, la alternativa en la Comunidad Valenciana

El IVIA y viveros de agrios registran cuatro variedades de uso público a las que se daba poca atención y ahora cobran renovado interés.

Comparte
cítricos pigmentados

La tendencia actual en la citricultura valenciana está dejando más de lado, por primera vez, la búsqueda de lo más precoz, como ocurrió durante muchas décadas, para orientarse en sentido contrario, a producir variedades para el final de campaña y, al mismo tiempo, escudriñar el aprovechamiento de posibles ‘huecos’ intermedios.

La creciente competencia de otros países obliga a diversificar y diferenciarse, a ir por delante, a tratar de huir de masificaciones y, dentro de lo posible, de solapamientos en el mercado. Al principio de temporada está cada vez más presente la oferta del hemisferio sur, y en los meses centrales de la misma se multiplica la afluencia de otros países de la cuenca mediterránea, centrados sobre todo en variedades estándar. De modo que muchos indagan sobre posibles alternativas para nuevos nichos de mercado o huecos que no estén saturados.

Antioxidantes
En esta línea están cobrando renovado interés las llamadas variedades de cítricos ‘pigmentadas’; por su distinguida estética, que permite presentarlas como novedades que conquisten el favor de los consumidores ávidos de cambios, y porque en general dicha pigmentación es roja, lo que se encuadra en la preferencia actual por los frutos rojos, a los que se atribuyen mayores virtudes antioxidantes y salutíferas.

Por esta razón, el Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA) y los viveros de agrios agrupados en AVASA han iniciado los trámites administrativos para registrar cuatro variedades pigmentadas (tres naranjas y un limón) que son de uso público (no hay patentes ni exclusividades) pero estaban sin inscribirse oficialmente como tales, dado que se les prestó poca atención, a diferencia del renovado interés que hay ahora. Se trata de la Navel Chocolate, la Violeta de Les Valls, el Tarocco Brean y el Limón variegado.

La primera es una Navel con la pulpa igual que las demás pero con la corteza de color marrón, con irisaciones verdosas y en ocasiones algo rojizas. Tiene muy buen sabor y madura pronto, está apta para ser recolectada a primeros o mitad de diciembre. Hace tiempo que se sabe de su existencia en pequeños huertos aislados, pero su coloración no parecía atractiva hasta que se ideó apellidarla Chocolate y se redescubrió su bondad gustativa y la facilidad para diferenciarla en las tiendas y en la mesa por su apariencia.

La Violeta se apellida de Les Valls porque al parecer es una mutación aparecida en esta subcomarca del Camp de Morvedre, donde aún perduran muchos campos de Sanguinelli. Es más redonda que ésta y tiene un atractivo color más amoratado (violeta) que además aparece más pronto, a principios de diciembre.

El Tarocco Brean es similar a otros taroccos ya existentes en el campo valenciano (Rosso e Ippolito) y puede añadir diversificación en cuanto a la caprichosa coloración y textura de unos y otros, que aparecen más o menos destacados según zonas.

El limón variegado tiene la corteza a franjas verdes y amarillas (también muchas hojas) y la pulpa es rosácea y más aromática.

Al mismo tiempo, fruto de ese mismo furor por la pigmentación, se aprecia un renovado interés por las tradicionales Sanguinelli, que a menudo pecan de poco calibre, y por la Nável Cara-Cara, que tiene la pulpa rojiza y un sabor especial, y de la que ya hace años que hay plantaciones. También hay nuevos intentos con mandarinas rojas que años atrás no acabaron de cuajar.

 

Fuente: Las Provincias

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link