Escribe para buscar

Alimentación

Las 4 claves por las que el supermercado contribuye a una alimentación saludable y sostenible

ASEDAS destaca, entre otros, el logro de que los consumidores tengan acceso a un surtido completo de alimentación vivan donde vivan.

Comparte
gran consumo costes de producción

Mañana, 16 de octubre, se celebra el Día Internacional de la Alimentación, que este año hace un llamamiento para obtener una mejor producción, una mejor nutrición, un mejor medioambiente y, en definitiva, una vida mejor para todos.

En este contexto, ASEDAS, Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados, ha seleccionado cuatro grandes ejes por los que el formato del supermercado de proximidad contribuye a lograr el objetivo de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) de que los alimentos saludables lleguen a todas las personas.

  1. Estructura de distribución alimentaria eficiente con la capacidad de proporcionar muy cerca de las casas de los consumidores un surtido de alimentación completo, variado, seguro, sostenible y a precios competitivos. La posibilidad de adquirir todo tipo de alimentos, tanto frescos como procesados, en un único acto de compra es una garantía para optar por una alimentación saludable a media de las necesidades nutricionales de cada persona o familia.
  2. Acceso igualitario en todo el territorio. Los “desiertos alimentarios” son un problema en muchos países, tanto desarrollados como en vías de desarrollo, que impiden el acceso, especialmente a alimentos frescos, a millones de personas. En España, la gran mayoría de los ciudadanos tienen un supermercado donde encontrar todo tipo de productos, a menos de 15 minutos de sus casas, en una red comercial equiparable a las farmacias o los colegios.
  3. Reducción del desperdicio alimentario, que es un problema social y medioambiental grave. Según datos de Eurostat, el índice de desperdicio en la distribución está en torno al 5 por ciento, muy por debajo del desperdicio en los hogares, la industria y la hostelería. Sin embargo, hemos de seguir reduciendo esta cifra con las políticas que se llevan hasta ahora de donación de alimentos y control del surtido; mientras, solicitamos que el anteproyecto de Ley para Evitar el Desperdicio Alimentario aborde el problema generado con el IVA que soporta la donación y que puede suponer un freno a la misma.
  4. Economía circular en la cadena agroalimentaria para alcanzar la sostenibilidad, en un trabajo que debemos hacer todos los eslabones con el objetivo de que todas las materias primas que se utilizan en los procesos productivos y de comercialización se devuelvan al sistema y, el mínimo resto inevitable, sea convenientemente tratado para que no termine en el medioambiente.

Los supermercados concentran en su propia esencia la misión de llevar una alimentación completa, saludable y a precios competitivos muy cerca de las casas de todos los ciudadanos. Trabajamos para seguir cumplimiento esta labor y hacerlo de la manera más sostenible social, económica y medioambientalmente, con proyectos muy avanzados en materia, por ejemplo, de economía circular y de freno al desperdicio alimentario”, dice María Martínez-Herrera, responsable de Nutrición y Seguridad Alimentaria en ASEDAS

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link