Escribe para buscar

Sin categorizar

La Unió regala naranjas para reivindicar un “precio justo” para el productor

La Unió de Llauradors ha repartido hoy mil kilos de naranjas frente a la plaza de Toros de Valencia para explicar a los consumidores la diferencia de precio entre lo que pagan por los productos del campo y lo que realmente perciben los agricultores, y reivindicar la implantación de un precio justo para el productor.

Comparte

Según ha manifestado el secretario general de La Unió, Ramón Mampel, el dinero que reciben los productores de cítricos por las naranjas resulta “insuficiente para pagar todos los gastos” que generan, aunque “siempre quedará algún romántico” para mantener los campos de la Comunitat Valenciana, ha ironizado.

Mampel ha mostrado su descontento con el control sanitario sobre los cítricos importados de terceros países, y ha hecho hincapié en la necesidad de aprobar “mecanismos legales adecuados” que aseguren la supervivencia de la citricultura europea y, al tiempo, impidan la explotación de los productores de esos países.

Durante la protesta, los agricultores han reclamado la obligatoriedad de firmar un contrato entre el agricultor y el comprador, ya que, según han advertido, la ley de Contratos aprobada por la Generalitat no prevé sanciones para aquellos que no la cumplan, lo que convierte al sector en “un terreno propicio para el engaño y la estafa”.

Para garantizar la sostenibilidad del sector citrícola valenciano, La Unió también exige la creación de un comité mixto, compuesto por la Administración, el sector productor, el sector comercializador y la distribución, con el fin de analizar el mercado y obtener información actualizada y real de costes y precios.

Según han denunciado desde esta organización agraria, el Gobierno valenciano “sigue sin pagar las ayudas de producción integrada y de reconversión de cítricos a los beneficiarios desde 2012”, una deuda que han cifrado en “unos 50 millones de euros”.

Por otra parte, han reclamado la “investigación y promoción del cítrico valenciano”, para lo que exigen potenciar el consumo a través de la IGP Cítricos Valencianos, dotándoles de un “valor añadido”.

Del mismo modo, han expresado su preocupación por el futuro de las explotaciones agracias en la Comunitat, ya que, según sus datos, casi la mitad de los agricultores tiene más de 65 años, lo que revela el envejecimiento de la población agrícola.

Por este motivo, han pedido políticas agrarias dotadas económicamente que favorezcan la incorporación de jóvenes en el sector, así como una formación permanente, tanto agrícola como comercial y empresarial.

Han reivindicado asimismo la necesidad de implantar el seguro agrario como “herramienta básica de política agraria”, ya que garantiza la renta del citricultor en el caso de incidencias que no pueda controlar.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link