Escribe para buscar

Crisis del Coronavirus

La Picota del Jerte celebra ‘su semana’ en el mercado británico

Es su principal mercado de exportación, al que este año se dirigirán en torno a 1,8 millones de kilos, de ahí la importancia de reforzar su posición, y diferenciación, frente al producto de otros países.

Comparte

‘Pick a Picota Week’ (‘Elige la semana de la Picota’) es el eslogan con el que la Picota del Valle del Jerte, que cuenta con Denominación de Origen Protegida, se promociona desde ayer y hasta el próximo domingo, día 28 de junio, en el mercado británico, al que anualmente se destina más del 50% de su volumen de exportación. En concreto, en esta campaña, se exportarán en torno a 2,5 millones de kilos de Picota, de los que 1,8 millones se dirigirán al mercado británico.

Entre los objetivos de esta campaña se encuentran aumentar el conocimiento del consumidor sobre las bondades de este producto en el punto de venta, así como consolidar la percepción que algunos ya tienen de ella como una fruta de calidad garantizada y que aporta beneficios para la salud.

Del mismo modo, se persigue difundir entre los consumidores británicos el modo en que las picotas son cultivadas en el Valle del Jerte y animarles a consumir el producto español frente al de otros países.

Para ello, la campaña incluye distintas acciones como la promoción en el punto de venta, prensa especializada, el envío de cajas regalo a medios de comunicación y difusión en redes sociales. Asimismo, se realizarán concursos online y, además, se compartirán recetas a base de Picota del Jerte realizadas por reconocidos blogueros gastronómicos en el Reino Unido.

La comercialización de la Picota del Jerte en este país se extiende durante seis semanas, desde mitad de junio hasta la segunda quincena del mes de julio, en torno al día 20, aproximadamente.

A pesar de las dificultades climatológicas, las horas de frío en el Valle del Jerte durante los meses de invierno y la primavera temprana han garantizado una calidad excepcional para la fruta. En este sentido, según comentan desde la Agrupación de Cooperativas del Valle del Jerte, la principal exportadora al Reino Unido, “la cereza ha tenido entre 800 y 1.000 horas de frío durante el invierno que han facilitado el desarrollo de los cultivos”. Posteriormente, las horas de luz  han permitido una correcta maduración de los frutos, garantizando así su sabor.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link