Escribe para buscar

Economy

Inician un proyecto para desarrollar variedades de melón resistentes a patógenos

Se trata del proyecto MELONSEEDS, que dirige Intersemillas y abarcará los tres tipos de melón con mayor cuota de mercado en España: Piel de Sapo, Amarillo y Blanco.

Comparte
melón

Ya han comenzado las actividades de desarrollo del proyecto de I+D MELONSEEDS, cuyo fin es la generación de líneas avanzadas de melón que sean resistentes a determinadas enfermedades producidas por diversos patógenos que influyen negativamente en la calidad y la productividad de las cosechas. Bajo el título ‘Programa de mejora genética para la introducción de genes de resistencia a patógenos en melón tipo Piel de Sapo, Amarillo y Blanco’, este proyecto tiene como objetivo la mejora de líneas élite de Intersemillas de tipo Piel de sapo y Amarillo (resultado de programas de mejora genética desarrollados con anterioridad), mediante la introducción de nuevas resistencias. Además, se llevará a cabo un programa de mejora genética para la introducción de resistencias básicas en melón tipo Blanco, para dar respuesta a la demanda de mercado de este tipo de melón.

Intersemillas S.A. desarrolla este proyecto en las instalaciones de su centro de I+D INVESEED, ubicado en Quart de Poblet (Valencia). El proyecto se está llevando a cabo en colaboración con la Dra. María Belén Picó, que lidera el Grupo de Mejora Genética de Cucurbitáceas del Instituto de Conservación y Mejora de la Agrodiversidad Valenciana de la Universidad Politécnica de Valencia (MGC-COMAV- UPV), la Dra. Ana María Pérez de Castro (MGC-COMAV-UPV) y el  Dr. Antonio Jose Monforte perteneciente al Instituto de Biología Molecular y Celular de Plantas (CSIC-UPV).

La iniciativa cuenta con un presupuesto de más de 500.000 euros, cofinanciados por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) con fondos FEDER de la Unión Europea.

Desde un punto de vista estratégico, esta iniciativa supondrá un gran impulso para situar a Intersemillas a la vanguardia en la obtención de nuevas variedades de melón.

Relevancia del cultivo y origen del problema
El cultivo del melón tiene una enorme importancia económica para nuestro país, ya que es uno de los principales productores y exportadores del mundo. Además de su consecuente interés económico, se trata de un cultivo de gran relevancia social en España, ya que es una de las frutas más apreciadas y valoradas por los consumidores por su calidad organoléptica.

Debido al cambio climático, la creciente escasez de recursos hídricos y la sobreexplotación de suelos en muchas regiones se están incrementando de forma alarmante los problemas de estrés biótico y abiótico asociados a las condiciones del suelo. En este contexto, la producción de melón se ve amenazada por múltiples patógenos, enfrentándose continuamente a nuevos retos.

Por otra parte, la población está empezando a concienciarse de estos cambios, y la cultura actual va encaminada hacia una agricultura más sostenible, más respetuosa con el medio ambiente. Por tanto, el uso de productos fitosanitarios para el control de hongos y plagas (que son vectores de muchos virus) ha de controlarse mediante el uso de productos ecológicos autorizados, por un lado y por otro lado con la incorporación de resistencias a las variedades cultivadas.

El éxito de la mejora genética consiste en la obtención de variedades de melón resistentes, donde la calidad de los frutos es lo principal, por tanto, la introducción de genes de resistencia ha de hacerse sin olvidarse de la calidad.

En un programa de mejora es muy importante disponer de un amplio abanico de recursos genéticos para su introducción en los cultivos deseados. A este respecto, la especie Cucumis melo (nombre científico del melón) incluye tanto tipos silvestres como cultivados, y muestra una gran variabilidad en caracteres relacionados con la calidad del fruto (carácter climatérico, características organolépticas, dulzor…) y caracteres relacionados con la resistencia a determinados patógenos como hongos y virus. La diversidad en tipos de melón supone una ventaja en el abordaje de este tipo de programas.

En la última década, dado el interés científico y económico del melón, se ha desarrollado un considerable número de herramientas genéticas y moleculares. También se han clonado, descrito y anotado numerosas secuencias, y se ha completado la secuenciación del genoma del melón. Por todo ello, actualmente la mejora genética en melón es una combinación de mejora genética tradicional con una mejora genética molecular (mediante la selección temprana con marcadores moleculares), que aumenta la eficacia y rapidez de los programas de mejora.

Intersemillas utilizará todos estos recursos para desarrollar sus programas de mejora genética en el contexto del proyecto MELONSEEDS.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *