Escribe para buscar

Frutas

Importantes daños en la fruta de hueso extremeña aunque en zonas muy localizadas

La tormenta del pasado domingo afectó a fincas en lugares muy concretos, provocando daños en frutos, e incluso en árboles, que el sector aún evalúa.

Comparte
fruta de hueso

Tras la fuerte tormenta de agua y granizo que el pasado domingo atravesó varias localidades de las Vegas Altas y La Serena (Extremadura) y las nuevas lluvias de ayer lunes, Administración, organizaciones agrarias y empresas se afanan ahora en hacer un balance de los daños, que se concentran, sobre todo, en la fruta de hueso y, en especial, en el melocotón, la nectarina y la ciruela.

“Todavía estamos evaluando los daños”, afirma Miguel Ángel Gómez, director gerente de Afruex, que explica que, desde hace dos semanas, el sector está realizando labores de aclareo de los frutales. “La cosecha comenzará en torno al 20 de mayo”, apunta.

La tormenta se concentró en una zona muy concreta, de modo que el sector no espera pérdidas a nivel global; sin embargo, “la virulencia bárbara” del pedrisco allí donde cayó hace prever que los daños en algunas zonas podrían ser muy elevados.

Así lo estiman, incluso, desde Agroseguro, que esta semana tiene previsto iniciar las primeras visitas a las zonas afectadas para evaluar los daños. En cualquier caso, apuntan que, “si bien es pronto para hacer valoraciones, el estado avanzado en el que se encuentra actualmente el cultivo hace pensar que serán elevados”; más aun teniendo en cuenta que se prevé que continúen las precipitaciones.

Por su parte, desde APAG Asaja Extremadura, añaden que, en algunas parcelas, “los daños tanto en la fruta como en los árboles son muy importantes” y, por ello, “pedimos que las peritaciones se hagan con rapidez y sean lo más objetivas posibles”.

Parcelas perdidas por completo
Cuando hablamos con José María Naranjo, director de Marketing de Tany Nature, y con Antonio Chavero, director gerente de Landfruit, también están evaluando el alcance de los daños. “La tormenta afectó a fincas localizadas”, comenta Naranjo y añade que, en función del grado de afectación, “actuaremos de un modo u otro”. Así, en los casos de daños leves, la opción es retirar del árbol los frutos afectados, mientras que en fincas con daños muy graves, no se recolectará.

En el caso de Landfruit, su director gerente señala que solo han sufrido daños en una finca de en torno a 30 hectáreas, en la que han perdido el 100% de la producción.

En cualquier caso, habrá que esperar unos días para conocer el balance definitivo de los daños ocasionados por la tormenta del pasado domingo y de las lluvias sucesivas.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *