Escribe para buscar

Frutas Mercados

España propone a China negociar un protocolo fitosanitario

El secretario de Estado de Comercio de España, Jaime García-Legaz, se reunió ayer en Pekín con el viceministro chino de la cartera, Zhong Shan, con el objetivo de impulsar las exportaciones españolas al gigante asiático y al mismo tiempo facilitar la llegada de mayores inversiones chinas.

Comparte

En el encuentro, García-Legaz propuso la negociación de protocolos fitosanitarios para que a corto plazo España pueda exportar a China productos tales como uva sin semilla, carne de ave, o jamón con hueso, explicó a los periodistas García-Legaz.

«Hay que seguir haciendo un esfuerzo por aumentar las posiciones comerciales aquí, y lo último que podemos hacer es conformarnos con lo que estamos exportando ahora», señaló el secretario de Estado, quien subrayó que «España tiene capacidad de exportar mucho más».

Otro importante punto de las conversaciones de hoy fue la petición por parte española de que inspectores de la agencia de control de calidad china (AQSIQ) visiten lo antes posible mataderos españoles para que emitan certificados que les permitan exportar a China carne de cerdo, hoy por hoy uno de los principales productos que España vende a la segunda economía mundial.

Actualmente hay sólo 22 mataderos en España con esta certificación china, y las autoridades del país asiático se han comprometido a que sus inspectores viajen a España con el objetivo de aumentar ese número en el año 2015, destacó García-Legaz.

En la reunión también se trató la facilitación de visados para ejecutivos chinos que viajan a España por negocios.

Algo importante en un momento que han aterrizado en territorio español ya grandes gigantes del país asiático como el banco ICBC, la firma tecnológica Huawei o el conglomerado empresarial Wanda, con cuyo presidente, Wang Jianlin (el hombre más rico de China) se reunirá mañana García-Legaz.

El objetivo de esa visita es «ponernos a su disposición para facilitarle toda su inversión», destacó sobre el máximo responsable de Wanda, que este año compró el emblemático Edificio España madrileño.

La visita del secretario de Estado es la primera que un cargo español de alto nivel lleva a cabo a China después de que se archivara en la Audiencia Nacional la querella contra exlíderes chinos (entre ellos el presidente Jiang Zemin) por el caso Tíbet, tras la reforma legal que limita la justicia universal.

García-Legaz negó que ese caso haya afectado a las relaciones comerciales en los pasados meses, que «siempre se ha mantenido en términos cordiales y de colaboración», y también desmintió que el asunto haya reducido las visitas oficiales.

«La normalidad ha presidido en todo momento la relación entre España y China», aseguró el responsable español de Comercio.

Entre enero y abril de este año, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), las exportaciones españolas a China descendieron un 0,9 por ciento y las importaciones aumentaron un 8,6 por cien con respecto al mismo periodo del año anterior, lo que ahonda en el desequilibrio de la balanza bilateral (España exporta a China cuatro veces menos de lo que importa).

García-Legaz atribuyó las tendencias de comienzos de 2014 a hechos puntuales, como, en el caso de las exportaciones, a lo que denominó el «efecto SEAT», a raíz de que la firma española de automoción tomara la decisión de interrumpir sus ventas al mercado chino.

Y en el caso de las importaciones, explicó, la recuperación económica ha hecho que muchas pymes españolas que llevaban años sin renovar equipamientos tales como ordenadores, teléfonos móviles, etc hayan empezado a hacerlo, lo que ha contribuido de forma importante al aumento de las compras al país asiático, uno de los mayores productores de ese tipo de bienes de equipo.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *