Escribe para buscar

Frutas

El virus Nueva Delhi no ha afectado a la producción de melón

El virus Nueva Delhi (ToLCNDV) no ha afectado finalmente a las producciones de melón en la provincia de Almería, según fuentes de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía.

Comparte

Cuando los cultivos se encuentran enfilando la recta final, no se han producido pérdidas en la producción, gracias fundamentalmente a que los agricultores han seguido los consejos de la Administración andaluza, implementando correctamente las medidas de hermeticidad en los invernaderos. No obstante, se ha observado algún fruto rajado en una de cada mil plantas, detectándose presencia del virus en una de cada 450 plantas de melón, en esta fase final del cultivo

En aquellas plantaciones que no se han ejecutado las recomendaciones de los Servicios de Sanidad Vegetal de la Junta de Andalucía, los niveles de virosis han sido mayores.

Desde los Servicios de Sanidad Vegetal de la Junta de Andalucía inciden en el recordatorio de que, como mejor opción para el control de plagas, se deben utilizar estrategias de control integrado.

Las medidas que han conseguido mantener a raya a este virus, recomendadas por la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía, son las siguientes:

Medidas de carácter fitosanitario.
Controlar las poblaciones de mosca blanca de manera que se minimice en todo momento la presencia del insecto, bien mediante un control biológico continuo eficaz, bien mediante tratamientos químicos, conjuntamente con el uso de todas aquellas prácticas culturales que ayuden a reducir el vector (trampas cromotrópicas). En caso de tratamientos químicos, alternar las aplicaciones con productos de distintos grupos químicos.

Utilización masiva de trampas cromotrópicas para seguimiento y captura de insectos vectores, previo incluso, al momento de la plantación.

Material vegetal procedente de semillero, sano y libre del vector, con su correspondiente pasaporte fitosanitario.

Medidas de carácter estructural
La estructura del invernadero deberá mantener una hermeticidad completa que impida el paso de insectos vectores.

Colocación de malla en las bandas y cumbreras del invernadero de una densidad mínima de impida la entrada del insecto vector. Colocación de doble puerta o puerta y malla en las entradas del invernadero. Colocación de manta térmica sobre el cultivo libre del vector, desde el inicio hasta que agronómicamente sea recomendable retirarlas (previo inicio recolección).

Medidas de carácter higiénico

Arrancar y eliminar inmediatamente las plantas afectadas por virus desde el inicio del cultivo, mediante embolsado y deshidratación, con entrega a un gestor autorizado de residuos vegetales.

Posteriormente, según criterio técnico, y en función del virus específico y su presencia, se procederá a la eliminación de las plantas. La eliminación de las plantas se realizará mediante transporte, en camiones o contenedores cerrados, a los centros de tratamiento de residuos vegetales. En caso de plantas afectadas por virus transmitidos por insectos vectores se tratarán con insecticidas específicos antes de su retirada de la parcela.

En general se intensificarán las medidas de limpieza de restos vegetales y malas hierbas en el invernadero y alrededores, dejando más de un metro de perímetro limpio de malas hierbas.

Aplicando todas estas medidas más otras adicionales, los agricultores de Almería han conseguido alejar de sus plantaciones el peligro del virus Nueva Delhi (ToLCNDV).

Fuente: Hortoinfo.es / Freshplaza

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link