Escribe para buscar

Destacado

El próximo 1 de abril, fecha clave para los exportadores a Reino Unido

A partir de ese momento, será necesario que los productos exportados cuenten con un certificado sanitario sobre el que el sector de las berries aún tiene muchas dudas, como quedó patente ayer en el webinar ‘Las berries en un escenario post-Brexit’ de la revista MERCADOS.

Comparte
berries brexit

‘Las berries en un escenario post-Brexit’ fue el título elegido por la revista MERCADOS para el webinar celebrado ayer, y que contó con la participación de Bonita Bhandari, responsable del Departamento de Comercio Exterior de la Cámara de Comercio de España en Reino Unido; John Grieve, gerente de Lisons Fruits LTD.; Carmen Pérez, directora comercial de Surexport; Juan Manuel Díaz, responsable comercial de exportación de Cuna de Platero; y José Manuel Molina, director de operaciones de Onubafruit en Reino Unido.

Según Bandhari, el Reino Unido acapara el 8% de las exportaciones de frutas y hortalizas españolas, y nuestro país es el quinto origen de importación para las islas británicas. Solo en el caso de las berries, las exportaciones españolas a Reino Unido sumaron 309,4 millones de euros entre enero y agosto de 2020.

Para Bandhari, son cinco los aspectos clave para ‘conquistar’ el mercado británico, donde las empresas y el producto español gozan ya de un importante reconocimiento. De este modo, se refirió a la importancia de captar al consumidor local gracias a la colaboración con los retailers, la reputación del origen, la propia presentación de los productos, la proximidad como proveedores y la capacidad de controlar de forma exhaustiva el stock de producto, garantizando así el abastecimiento.

¿Ha vuelto la normalidad?
Tanto el importador Lisons como los exportadores españoles de berries insistieron, por su parte, en la incertidumbre inicial que generó el Brexit el pasado 1 de enero, si bien, poco a poco, la situación se ha ido normalizando. “El Brexit ha causado una gran incertidumbre y ha generado una serie de documentación innecesaria”, lamentó John Grieve, gerente de Lisons, quien apuntó, además, a problemas logísticos: “Hay muchos camiones que llegan a Reino Unido y vuelven vacíos, de modo que se encarece el transporte”. Y todo esto está perjudicando, sobre todo, a los pequeños exportadores, a quienes “les está costando acostumbrarse a la nueva situación y, además, están afrontando mayores costes”.

Pero si bien es cierto que, poco a poco, el comercio con Reino Unido se va normalizando, también lo es que, la situación podría volverse a complicar a partir del próximo 1 de abril, cuando sea necesario el certificado fitosanitario para las exportaciones. “De momento, los ingleses no están haciendo inspecciones ni parando camiones”, explicó Grieve, quien dijo que, a partir del 1 de abril, pero sobre todo del 1 de junio, cuando según el Gobierno británico comenzará a endurecer las inspecciones, “si hay documentación que no está en orden, empezarán a parar camiones”.

En este sentido, José Manuel Molina, director de operaciones de Onubafruit en Reino Unido, apuntó al posible impacto de ese certificado fitosanitario sobre las exportaciones de berries: “Aún no sabemos si se podrá cargar producto sin tenerlo, y todo el tiempo que perdamos va en detrimento de la vida útil de las berries”. Precisamente por ello, Molina comentó que son muchos los agentes del sector que “piden que haya un proceso automatizado de la emisión del certificado, ya que el no poder obtenerlo en cualquier momento solo ocasionaría pérdidas”.

Para agilizar trámites y solucionar problemas en destino, Onubafruit puso en marcha recientemente su propia delegación en Reino Unido.

En el caso de Cuna de Platero, y según comentó su responsable comercial de exportación, Juan Manuel Díaz, llevan más de un año preparándose para el Brexit, poniendo en práctica su nueva operativa con este país -ahora un país tercero- y, hasta el momento, “estamos funcionando sin problemas, como en cualquier otra campaña”.  Para Díaz, “no podemos decir que el proceso haya supuesto ningún trauma” y, es más, “las perspectivas de futuro son buenas”. Eso sí, habrá que esperar para saber qué ocurre a partir del 1 de abril.

El caso de Surexport también es diferente. La compañía está más que acostumbrada a operar en países no comunitarios, y ahora Reino Unido lo es. Según comentó su directora comercial, Carmen Pérez, “al principio generó incertidumbre, hasta última hora no supimos qué iba a pasar, y seguimos aprendiendo”. Para ella, “el COVID-19 nos ha enseñado a adaptarnos a situaciones desfavorables”, si bien es cierto que el hortofrutícola es ya un sector “hecho a la improvisación”.

Por último, Pérez quiso alertar al sector: “Estoy segura de que hay una serie de costes ocultos tras el Brexit que aún no estamos viendo, pero que terminarán por aparecer”.

Nuevas oportunidades
Pero no todo son malas noticias para el sector de las berries. Según Bonita Bandhari, aún son muchas las oportunidades de negocio para los exportadores españoles en Reino Unido, sobre todo si atiende a tres cuestiones fundamentales.

En primer lugar, el refuerzo del factor salud como driver de consumo. “Los productos orgánicos y saludables son más importantes desde el inicio de la pandemia”. En segundo lugar, el auge del canal online, que ha crecido un 80% en los últimos meses; de hecho, si antes de la crisis sanitaria Tesco atendía una media de 600.000 pedidos online semanales, esa cifra supera ahora los 1,3 millones de pedidos. En tercer y último lugar, Bandhari apuntó a las oportunidades para segmentos de consumo específicos, tales como las frutas y hortalizas ecológicas, y en concreto para los frutos rojos, “un producto muy demandado por los supermercados”.

https://youtu.be/3g2K24ijolM

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link