Escribe para buscar

Destacado

El pimiento es diez veces más rentable que el tomate

Sus menores costes de producción, sobre todo en mano de obra, unidos a un precio medio también más alto han sido sus bazas para convertirse en el principal cultivo almeriense.

Comparte
pimiento bio ecológico

Mucho se ha hablado, y escrito, en los últimos años sobre la mayor rentabilidad del pimiento de invernadero frente al tomate como principal causa del auge el primero en detrimento del segundo. Pero, ¿hasta qué punto es tal esa mayor rentabilidad?

Según recoge la ficha de costes de producción del pimiento elaborada por la Junta de Andalucía y relativa a la campaña 2018/2019 –la última de la que se tienen datos-, cultivar un metro cuadrado de pimiento cuesta 3,299 euros, sin tener en cuenta la mano de obra familiar; cuando esta última se contabiliza, el coste del metro cuadrado asciende a 3,641 euros.

En el caso del tomate, sin embargo, cultivar un metro cuadrado cuesta 4,476 euros sin mano de obra familiar y 5,372 euros si se tiene en cuenta esta última. O lo que es lo mismo, los costes de producción del tomate son un 47,5% más elevados que los del pimiento.

Si seguimos avanzado, siempre según los datos de la Administración andaluza, los rendimientos por metro cuadrado del tomate en la campaña 2018/2019 fueron más elevados que los del pimiento, 9,2 kg por metro cuadrado frente a 8 kg por metro. Sin embargo, en lo que respecta al precio medio, mientras el del tomate se situó en 0,61 euros /kg –sin tener en cuenta el tomate cherry-, el del pimiento ascendió hasta los 0,77 euros/kg.

pimiento

De este modo, en la citada campaña, un productor de tomate ingresó, de media, 5,612 euros por metro cuadrado cultivado que, una vez descontados los gastos, se quedaron en apenas 0,24 euros/m2 (2.400 euros por hectárea). Los agricultores de pimiento, por su parte, ingresaron, de media, 6,16 euros por metro cuadrado en producción; cifra que, una vez contabilizados los gastos, arroja un beneficio de 2,519 euros/m2 (25.190 euros por hectárea). O lo que es lo mismo, diez veces más que los beneficios de una hectárea de tomate.

Un nuevo año al alza
Las cifras dejan bien a las claras por qué el pimiento se ha convertido en la principal hortaliza de Almería, no solo en superficie, con 11.115 hectáreas cultivadas en la campaña objeto de análisis (11.570 ha un año más tarde, en 2019/2020), sino también por valor generado en la horticultura invernada: 618,7 millones de euros frente a los 582,2 millones del tomate.

Con estas credenciales, todo apunta a que el pimiento volverá a crecer de cara al próximo ejercicio 2020/2021, y lo hará tanto en sus zonas habituales de producción –el Poniente almeriense- como en el Campo de Níjar, donde gracias a la mejora de los recursos hídricos, se ha convertido también en una alternativa al tomate.

Share and Enjoy !

0Shares
Etiquetas

Te puede interesar

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *