Escribe para buscar

Destacado Hortalizas

El cultivo bio de pimiento más rentable que el convencional

Un estudio liderado por el Equipo de Bioeconomía del Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario (IMIDA) confirma que el control biológico actual que se realiza en el cultivo del pimiento del sudeste peninsular, basado en la combinación del uso de enemigos naturales con tratamientos fitosanitarios compatibles con éstos, es el sistema más rentable y viable de protección fitosanitaria.

Comparte

Un estudio liderado por el Equipo de Bioeconomía del Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario (IMIDA) confirma que el control biológico actual que se realiza en el cultivo del pimiento del sudeste peninsular, basado en la combinación del uso de enemigos naturales con tratamientos fitosanitarios compatibles con éstos, es el sistema más rentable y viable de protección fitosanitaria.

Este trabajo evalúa los efectos económicos que la implantación del control biológico ha supuesto en las explotaciones de pimiento en invernadero, en relación al cultivo convencional previo, basado en el control químico.

El control biológico actual es el sistema con un menor coste específico (4.260 € por hectárea). Le sigue el control químico que se practicaba alrededor del año 2000 (4.935 €/ha) y, el más costoso es el sistema de control biológico inicial (6.215 €/ha), debido a los altos precios de los enemigos naturales en los primeros años de su implantación y a que por su carácter incipiente en las campañas analizadas (1999-2001), todavía no estaba perfeccionado. “En este caso, producir de un modo más limpio y menos impactante es más barato. Por supuesto, el cómputo sería mucho mayor si incluyéramos los beneficios medioambientales y la mejora de calidad de vida de los agricultores”, explica el ingeniero agrónomo José García, coordinador del Equipo de Bioeconomía del IMIDA, que expondrá los resultados de este estudio en el Encuentro 25 años de control biológico en el cultivo del pimiento en el sureste de España, que se celebra el 3 y 4 de marzo desde una plataforma virtual cuyos contenidos audiovisuales estarán disponibles durante dos meses.

Información de una cooperativa

Este trabajo se basa en la información proporcionada por el equipo técnico de la cooperativa agrícola Surinver, ubicada en Pilar de la Horadada (Alicante). Según estos datos, el margen neto (beneficio neto dividido por las ventas) indica que, en la actualidad, la aplicación del control químico sería inviable económicamente (-6.817 €/ha).

Esto explica la evolución tan acelerada hacia sistemas de control biológico en pimiento de invernadero que se produjo en Campo de Cartagena. “En sólo 2-3 campañas, tras el escenario que hemos planteado, todos los socios de esta cooperativa se adaptaron a una producción bajo los parámetros del programa de control biológico. El sistema de control biológico inicial era viable, pero presentaba un margen muy estrecho, muy cercano a la inviabilidad (738 € de margen neto).  Por lo tanto, se puede decir que lo que inicialmente motivó realmente el cambio de estrategias de control de plagas no fue la rentabilidad del control biológico en relación al control químico, sino la mayor eficacia para controlar las plagas con el uso de enemigos naturales, así como la mayor comodidad de manejo de los sistemas biológicos, unidos a la mejora en la calidad de vida de los agricultores”, sostiene García.

A lo largo de los años, el programa de control biológico inicial se ha ido perfeccionando y ha habido una mejora de la producción, lo que ha incidido definitivamente sobre la viabilidad y la rentabilidad económica (16.111 €/ha de margen neto).

25 años de control biológico en pimiento

El Encuentro 25 años de control biológico en el cultivo del pimiento en el sureste de España analizará el impacto socio-económico y ambiental de las estrategias de bioprotección.

Además de la presentación del investigador del IMIDA, Francisco José González Zapater, jefe del Servicio de Sanidad Vegetal de la Región de Murcia, explicará los factores legislativos que propiciaron el fomento del control biológico; Mónica González, responsable de Control Biológico de la Estación Experimental Cajamar en Almería, hablará del importante papel que juega la biodiversidad en los programas de gestión integrada, como una herramienta de regulación de plagas; y el biólogo Jorge Sánchez, de la Asociación de Naturalistas del Sureste, presentará algunos proyectos e iniciativas de restauración ecológica y manejo de la biodiversidad orientados a la recuperación de servicios ecosistémicos.

La Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente de la Región de Murcia y el Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario (IMIDA) colaboran con Phytoma en la celebración de este Encuentro, en el que se revisarán los inicios y la evolución del control biológico en pimiento, así como los principales desafíos actuales para hacer frente a plagas y enfermedades de una manera sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link