Escribe para buscar

Empresa

Bioline Iberia retoma sus actividades de formación tras la pandemia

Técnicos de Bioline Iberia, de empresas y cooperativas pudieron conocer más a fondo la capacidad de Ruepecolor (Sphaerophoria rueppellii) para enfrentarse al pulgón.

Comparte

 La empresa líder de soluciones biológicas Bioline Iberia reabrió ayer, con las medidas sanitarias preceptivas, su Bioline Academy, centro de formación para técnicos y agricultores, para acoger la master class sobre el manejo de Ruepecolor para el control biológico de pulgones en pimiento.

Tras la bienvenida del director comercial de Bioline Iberia, Federico García, y de un repaso del panorama actual del control biológico del pulgón por parte de la responsable de Marketing, Rocío López, se dio paso a la intervención de María de los Ángeles Marcos, entomóloga y catedrática de Zoología de la Universidad de Alicante, con más de 30 de investigación sobre los sírfidos.

Marcos, que se remontó a los tiempos del abuelo de Darwin, quien ya aconsejaba batallar las plagas con sírfidos, asegura que existen más de 6.000 especies de estos pequeños dípteros. Tras aquel germen investigativo no fue hasta los años 80 del siglo pasado cuando se retomaron estudios más serios de las pequeñas avispas, que hoy por hoy, son uno de los mejores remedios naturales frente al pulgón, que además se encuentran en el medio natural.

Entre todos los sírfidos, la entomóloga Marcos puso el foco en uno: Sphaerophoria rueppellii, autóctono del área mediterránea, especialmente adaptado a las condiciones climáticas de los invernaderos del sureste español y que Bioline Iberia comercializa bajo el nombre de Ruepecolor.

Plantas reservorio

Las investigaciones de Marcos han descubierto que la Lobularia marítima es una las plantas reservorio en las que mejor se adaptaba el sírfido para obtener su necesario alimento, además del lentisco o incluso de la propia flor del pimiento.

Uno de los aspectos claves de esta especie es que puede entrar desde la calle, pero el inconveniente es la cantidad de individuos que se necesitan para un satisfactorio control biológico del pulgón. Y de esta necesidad nació la empresa BioNostrum, especializada en la producción de S. Rueppellii y suministradora del Ruepecolor.

Alberto Galante, socio fundador y gerente de BioNostrum, explicó a los técnicos asistentes que con Ruepecolor han conseguido un sírfido más longevo (dura más y produce más huevos), y en consecuencia, se eleva la capacidad depredadora de sus larvas. Sin embargo, según Galante, es preciso aplicar rigurosamente los protocolos de manejo para lograr un perfecto control biológico sobre el pulgón.

Bioline Iberia, líder en sistemas de suelta adaptado a las necesidades de cada cultivo, ha diseñado una estación de suelta para Ruepecolor, llamada sir-protect con el que se optimiza la suelta de este sírfido, asegurando una mejor eclosión de sus pupas y por consiguiente una exitosa instalación en la finca.

Bioline Iberia mantendrá este tipo de encuentros con especialistas e investigadores en su Bioline Academy para una actualización de conocimientos constante en el control de plagas y biosoluciones para la agricultura.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link