Escribe para buscar

Frutas

“Aumentar el cultivo de sandía mini para hacer frente a la competencia marroquí”

La campaña de sandía almeriense está dando sus primeros pasos y factores como la llegada de sandía por parte de Marruecos y Senegal o principalmente, la mala climatología a nivel nacional y en el norte de Europa, hacen que el consumo descienda y que se empiece a generar stock y precios bajos. El gerente de Coexphal, Luis Miguel Fernández, espera que la mejora de la situación climatológica anime el consumo y apuesta por la tendencia de cultivo de sandía mini para competir con Marruecos. 

Comparte

La campaña de sandía almeriense ha comenzado el pasado 15 de abril y se extenderá hasta el mes de junio, siendo mayo el mes clave en el que productores y comercializadores tienen puesta la mira para poder recuperarse de las pérdidas en los cultivos de otoño-invierno. Pero el inicio está trayendo precios bajos debido a dos principales factores: la competencia externa y el mal tiempo. Aunque, las previsiones son optimistas debido a la reducción de entre un 30% y un 50% de producción de fruta de hueso lo que va a favorecer al consumo de melón y sandía.

“Marruecos y Senegal están introduciendo productos sin contingente ni aranceles y nos están haciendo bastante daño”, afirma Luis Miguel Fernández, gerente de Coexphal, “Marruecos apuesta por calibre grande, por ello en España, la tendencia es cada vez más a los calibres menores o a la mini”. Es el tipo de sandía que tiene más demanda entre las cadenas y consumidores y confirma que el cultivo de sandía mini esta campaña representa ya casi el 10%, experimentando un crecimiento respecto a la anterior del 6% o 7%. “Hemos conseguido buenas variedades mini con mucho sabor y calidad”. 

Según cifras facilitadas por Coexphal, las cifras de cultivo de las variedades de sandía en Almería son las siguientes:

  • Negra sin semillas un 35%
  • Blanca sin semillas un 36%
  • Blanca con semillas un 20%
  • Sandía mini un 10%

Mal tiempo: baja demanda y baja producción

La sandía y el melón son productos en los que su consumo y demanda están ligado al buen tiempo en destino. Las bajas temperaturas han perjudicado también al engorde de la sandía y “el arranque está siendo difícil porque hay falta de kg, casi 1kg por metro, por lo que estamos viendo que en este inicio tenemos entre un 20% y un 25%, menos de producción que el año pasado” afirma Antonio Maldonado, técnico comercial de Caparrós Nature, “aunque esperamos que la situación mejore de cara a septiembre”.

Respecto al consumo, la mala climatología en el norte de Europa y a nivel nacional hace que no haya demanda y que caigan los precios. “Las pocas operaciones que hay son a precios altos, pero no sale toda la sandía, porque falta demanda”, afirma Honorio Sánchez gerente de Mugiverde. Por parte de los productores se espera que en cuanto entre el calor y el buen tiempo en Europa aumente la demanda que compense los precios,  porque según explica el gerente de Coexphal “podemos aguantar hasta que empiece mayo, si no tenemos buen tiempo la semana que viene o la siguiente, vamos a tener un problema”.

Gran aumento del consumo 

Lo cierto es que el consumo en sandía se está disparando en los últimos años, siempre acompañado del buen tiempo, y el año pasado aumentó más del 30% según confirman desde Coexphal. Eso sí, fue importante la redistribución de toda la producción dedicada a la hostelería, que fue destinada a las cadenas de supermercados y consiguió salvar las potenciales pérdidas del cierre del canal horeca, finaliza Maldonado de Caparrós. 

 

 

 

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link