Escribe para buscar

El producto gourmet ha mantenido la demanda. SURBERRY

Las marcas protegidas como Calinda en fresa y Adelita en frambuesa han podido defender un buen precio en los mercados.

Comparte

Si hay un sector hortofrutícola perjudicado por el COVID-19 ha sido el de la fresa, que ha reducido en general sus ventas, de media, un 30% por falta de demanda y ha padecido un clima atípico durante la temporada, haciendo un daño importante a la campaña. El gerente de la empresa comercializadora Surberry, Harold Huot, da fe de ello, calificándola como una campaña difícil, la cual sin embargo han podido llevar adelante gracias al compromiso de sus socios de España y Marruecos: “A pesar de estar confinados, han trabajado duro y hemos podido superar esta crisis gracias a que somos un equipo”.
Sin embargo, y de forma contraria a lo que se puede pensar, la crisis no ha hecho caer de forma brusca la demanda de producto gourmet. Según comenta el gerente de esta empresa especialista en ofrecer berries de primera calidad, “los consumidores de mayor poder adquisitivo, al no salir y no tener otro tipo de gastos debido al confinamiento, han apostado por alimentarse bien y esto ha favorecido que hayamos podido defender el precio en el mercado de las variedades Club”, explica. Es el caso de la frambuesa Adelita y de la fresa Calinda, con las que trabajan desde hace años, siempre con buenos resultados.
Prueba de ello es que, para la frambuesa, y a pesar de que ha tenido una temporada difícil, con muchos altibajos de precios y menor rentabilidad porque cada vez hay menos margen para el productor al ir aumentando de forma progresiva los costes, “Adelita ha funcionado bien”, sostiene Huot. En arándano, por su parte, a fecha de mediados de mayo, su precio está siendo más elevado que a primeros de enero, algo no habitual, ya que es en estos meses de primavera cuando coincide el grueso de la producción y suelen bajar las cotizaciones. Pese a ello, “no vamos a poder compensar las pérdidas que hemos registrado en fresa porque no es para nosotros un producto tan importante”.
En cuanto a packaging, no ha disminuido el interés en el mercado de sus envases de cestas de cartón, sino que se ha mantenido. “Hay que tener una visión a largo plazo porque, aunque haya crisis ahora, el tema sostenible seguirá siendo importante”, declara el gerente.
Nuevas variedades
Para la próxima campaña, Surberry espera seguir creciendo en producción y apostar por nuevo material genético tanto en frambuesa, con variedades tempranas remontantes, como en arándano, con nuevos programas de mejora. Asimismo, ampliarán su gama de moras. “Vamos por buen camino”, declara Huot, convencido de que tendrán nuevas oportunidades en las próximas campañas.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link