Escribe para buscar

Sin foto

Agua desalada para el riego de frutas y hortalizas

La Junta apuesta por fuentes alternativas para mejorar el uso del agua en la agricultura andaluza. La consejera Carmen Crespo ensalza el proyecto de Ifapa sobre transferencia de conocimiento en el uso de agua desalada y regenerada.

Comparte

La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ha destacado los avances que se están produciendo en la investigación y transferencia de conocimiento al sector agrícola para “optimizar el uso del agua” a través de un nuevo proyecto centrado en el riego de frutas y hortalizas de invernadero con una mezcla de diversos tipos de recursos hídricos entre los que se encuentran el agua desalada. En el marco de esta iniciativa que desarrolla el centro del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (Ifapa) ubicado en La Mojonera (Almería), Carmen Crespo ha señalado que “se llevarán a cabo ensayos experimentales dirigidos a conocer el mejor método para implementar en el campo los resultados de la investigación”.

La eficiencia en el uso del agua es especialmente importante en el Sureste de la Península Ibérica, ha recordado la consejera, ya que existen diversas zonas eminentemente agrícolas que cuentan con menos disponibilidad de agua de calidad para riego. Ante la escasez de precipitaciones, la actuación que se presenta como más viable a corto plazo para responder a la necesidad de los regantes es “sumar a los recursos convencionales (aguas subterráneas y superficiales), otros alternativos, tales como el agua residual urbana regenerada y el agua de mar desalada”. De esta forma se podrían disminuir las extracciones de los acuíferos y facilitar su recuperación.

En concreto, el centro Ifapa de La Mojonera tiene previsto realizar ensayos de riego con distintas mezclas de agua de mar desalada y agua subterránea salobre en cultivos especialmente sensibles a la salinidad y que tienen un peso significativo en la actividad productiva de la comarca del Poniente almeriense como el tomate, la berenjena y el pepino. También se contemplan nuevos ensayos para definir las mejores estrategias de lavado de sales en el suelo utilizando agua desalada con el fin de evitar su acumulación, ya que entre las conclusiones del proyecto del Ifapa finalizado en 2020 sobre gestión conjunta de recursos hídricos convencionales y agua de mar desalada para riego en la comarca de Poniente se apuntaba la necesidad de llevar a cabo esta acción.

Además, la consejera ha anunciado que “el Ifapa pondrá en marcha jornadas y seminarios dirigidos a gestores, técnicos de comunidades y empresas comercializadoras, así como actividades de divulgación específicas para regantes”. Además, cuando concluya el actual proyecto, se elaborará una guía técnica sobre riego de productos hortofrutícolas protegidos con agua desalada mezclada con otras aguas.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link