Escribe para buscar

Impacto del Coronavirus en los mercados hortofrutícolas. Parte I

Comparte

Ya lo hemos puesto en el título de esta entradilla. Esto es una primera aproximación a las consecuencias que la crisis del Coronavirus ha tenido, está teniendo y tendrá sobre nuestros mercados. La situación evoluciona a tanta rapidez que lo que vale hoy puede no valer mañana. Razón de más para pararse a pensar un poco y recopilar lo que ya sabemos y lo que podemos razonablemente anticipar.

Dividiremos está primera reflexión en tres partes, ayer, el corto plazo (hoy) y el más largo plazo, que puede ser tan pronto como mañana, intentando sintetizar de una forma coherente gran parte de la información disponible.

Ayer

 Ayer hablamos de China y, quizás algo de Italia. Nos pillaba lejos o de refilón.

Cadena de suministro: Se ha mantenido gracias (entre otros) a las medidas de prevención adoptadas por todos los actores de la cadena, desde los invernaderos y las centrales hortofrutícolas hasta los Mercas pasando por las empresas de logística. Incluso han podido hacer frente a un aumento de la emanda.

Ajos: Los productores españoles de ajos estaban contentos ante el crecido interés de los compradores europeos que solían apostar fuertemente por el ajo chino.  

Logística: Faltan barcos y conteiners en general, y conteiners frigoríficos en particular. Están bloqueados en China., en particular en los puertos congestionados de Shanghái y Xingang Los que vuelven lo hacen a menudo vacío lo que encarece, en ausencia de carga de retorno, el flete marítimo. En sentido contrario puede decirse que el carburante para los barcos ha bajado mucho de precio.

Productos duraderos: El pánico insolidario que han protagonizados algunos entre el miércoles 11 y el sábado 14 de marzo no solo se ha reflejado en la compra masiva de productos de primera necesidad como el papel higiénico sino también en la de de frutas con buena conservación como las peras, las manzanas, las patatas o el plátano. En este último caso, se suma la presencia de los niños en casa. No parece que esto haya perjudicado la demanda de productos más perecederos como son las fresas por ejemplo.

Cierre del sector HORECA: El aumento del consumo en el hogar es más bien una buena noticia ya que en los Hoteles, restaurantes y cafeterías, la oferta propuesta de frutas y hortalizas suele ser más limitada.

Cierre de mercados municipales: Muchos ayuntamientos han cerrado los mercados municipales y privados. Parecería que así ha acontecido, por ejemplo, en Alicante pero mucho menos en las Islas Baleares. Esto no es neutro desde el punto de vista del sector porque ha impactado sobre aquellas explotaciones que no venden normalmente a la gran distribución

Italia: En estos momentos del año, el 20´% de las exportaciones citrícolas de Alicante se dirigían al norte de Italia para su venta en mercados callejeros que han dejado de celebrarse.

En el corto plazo (hoy)

Las cosas son mucho más serías o, al menos, se toman mucho más en serio.

Mano de obra: El cierre de las fronteras está ya planteando problemas.  Falta por llegar el 60% unas 9.000 trabajadoras marroquís, del contingente autorizado de contratadas en origen para la campaña de la fresa para la cosecha de la fresa en (hoy). Idéntica situación puede plantearse  mañana cuando llegue el momento de la cosecha de la fruta de hueso.

Material de embalaje: La parálisis de la industria china habría empezado a provocar problemas de abastecimientos en algunas centrales hortofrutícolas.

Logística: El aumento de la demanda de camiones para el transporte de productos de limpieza, productos de farmacia, tabaco y alimentación duradera habría disminuido la oferta y contribuido a una subida del coste del  transporte de perecederos como las frutas y hortalizas.

Distribución: Ha sabido aguantar el tirón. Las ventas desde el principio de la crisis habrían aumentado según Kantar un 180%, en particular en las secciones de alimentación y droguería. Este aumento de las ventas sería el resultado de una compra acumulativa por parte de un gran número de consumidores, de un adelanto de compras futuras y de un mayor consumo en el hogar.

A más largo plazo (¿incluso mañana?)

La demanda: ¿Cuál será el impacto del parón económico sobre la demanda? Todo depende de cuánto dure, de cómo están reaccionando las autoridades públicas y los bancos centrales, de cómo reaccionen la economía y los operadores económicos a las medidas tomadas. Sin embargo, una cosa está claro: estamos ante  un empobrecimiento general de la sociedad, negativo para unos productos con elasticidad renta positiva.

China: La situación en aquel país está mejorando. Los restaurantes ya han abierto en Pekín, la actividad económica debería se está normalizando con lo que los puertos deberían empezar poco a poco a descongestionarse, los barcos a circular con carga de retorno y los conteiners volver a estar disponibles. También deberían limitarse los desplazamientos de flujos comerciales tradicionales, exportando a otros mercados los productos destinados normalmente al mercado chino.

Logística: Los cierres de frontera, incluso si no conciernen el transporte de mercancías, provocan atascos. Los hemos visto en el norte de Italia y en la frontera austro-alemana pero los podemos ver en cualquier otro lugar en los próximos días y semanas. Esto se viene a sumar al tiempo necesario para la desinfección de los camiones y explica la ralentización en la rotación de los vehiculoss lo que repercute al final sobre su coste. A esto hay que sumarle al miedo creciente de muchos transportistas a ir a determinados lugares no solo por el riesgo de contagio sino por el temor a estar bloqueado a la vuelta y el cierre de los restaurantes de carretera que acostumbran a frecuentar.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *