Ahora, Apeel Sciences, una compañía respaldada por la fundación de Bill Gates ha desarrollado un recubrimiento comestible y que no deja sabor en los alimentos que hace que los productos frescos se mantengan frescos durante más tiempo, solucionando en gran parte el problema de la caducidad de frutas y verduras.

El planteamiento ha conquistado a fondos y empresas, que han invertido más de 110 millones de dólares en ella, ya que las primeras pruebas con agricultores y supermercados han sido todo un éxito.

Los alimentos se rocían con una solución líquida obtenida de derivados de las plantas que crea una pequeña exfoliación adicional en el producto, reduciendo así la velocidad en la que se pierde agua y comienza a oxidarse, que son las causas principales del deterioro de los alimentos.

“Apeel es completamente comestible, insípido y seguro para comer. Se puede usar una variedad de materias primas para plantas para crear nuestras formulaciones, y la fuente de materia prima puede variar según la estacionalidad y la disponibilidad general. Estos ingredientes existen en las cáscaras, semillas y pulpa de todas las frutas y verduras, literalmente, en cada bocado de fruta que tomamos”, explica la empresa.

Una solución para cada fruta y verdura

El tratamiento en las frutas y verduras se aplica siempre una vez que se ha recogido, lo que permite crear un microclima óptimo dentro de cada pieza, lo que conduce permite lograr “una gran calidad, a una mayor vida útil y una mejor transportabilidad”, indica la empresa que apunta que buscan “promover prácticas de cultivo más sostenibles, alimentos de mejor calidad y menos desperdicio de alimentos”.

De momento se han desarrollado soluciones para fresas, aguacates, judías verdes, espárragos, cítricos, cerezas o plátanos. En concreto han logrado que las fresas aguanten 45 días, los aguacates lleguen a 25 días y añadir una semana adicional de consumo a las judías verdes. En el caso de los cítricos, explican que se estira la vida útil de hasta un 60% más.

Una de las claves del proyecto es que no se usa la misma solución para cada producto, aunque “sí podemos preparar Apeel a partir de cualquier tipo de fruta o verdura”, sin embargo, la empresa explica que con algunos productos es más fácil que con otros debido a que algunas son fuentes más ricas en lípidos y glicerolípidos, los principales componentes que se necesitan para realizarlo.

Comienza con un hecho universal: desde las naranjas hasta las manzanas, los aguacates y las frambuesas, cada planta de la Tierra tiene una cáscara o una piel que la protege. Son esos materiales que se encuentran en las pieles y cáscaras de las plantas que son la clave de la capacidad de Apeel para mantener el producto fresco hasta el doble de tiempo.