Escribe para buscar

Una campaña para recuperar algo de aliento. ANPCA

El comienzo esperanzador de la campaña en campo, luego no se trasladó de manera efectiva a la comercialización durante la primera mitad de campaña, aunque finalmente los precios se han ido recuperando.

Comparte

El año pasado por estas fechas, todo apuntaba a que la campaña de ajo podía ser muy positiva. El Ajo Spring en la zona de Andalucía había iniciado el ejercicio con precios rentables; sin embargo, a medida que avanzaban las semanas, las cifras iban cayendo, hasta el punto de que, ya en verano, “los productores solo lograron precios ligeramente por encima de los costes de producción”, afirma Antonio Escudero, vicepresidente de la Asociación Nacional de Productores y Comercializadores de Ajo (Anpca). Las buenas expectativas finalmente no tuvieron su reflejo en la primera mitad de la campaña de comercialización, donde los precios no alcanzaron los niveles esperados, algo que, para Escudero, tiene una única explicación: “Tras una mala campaña en 2018/2019, la única premisa era vender para recuperar al menos cierta liquidez”.

Ha sido entre finales de febrero y marzo cuando los precios se han recuperado ligeramente, debido a la crisis del coronavirus en China, que ha frenado sus exportaciones. “Hasta ese momento, el sector había comercializado en torno al 70% de la producción, de modo que solo tenía disponible para el mercado un 30% del género, por lo que no vamos a poder recuperar toda la campaña”, lamenta Escudero, quien sin embargo no niega la brisa de aire fresco que ha supuesto el aumento de las cotizaciones en la recta final del ejercicio.

“ Hay países que, ante el problema del coronavirus en China, han visto en España un proveedor fiable”

Los productores españoles deben aprovechar ahora la oportunidad que, desde un punto de vista comercial, se abre para el sector: “Hay países consumidores de ajo que, ante el problema del coronavirus en China, han visto en España un proveedor fiable”. De este modo, destinos como México, Libia y Túnez han aumentado sus compras de ajo español. A partir de ahora, los productores deben seguir trabajando para defender sus principales bazas en estos destinos: calidad, seguridad alimentaria y garantía de abastecimiento.

“Creo que estos y otros países a los que estamos empezando a exportar pueden convertirse en clientes en el corto y medio plazo”, afirma Escudero y añade que, de consolidarse, podrían suponer una alternativa al mercado británico tras el Brexit.

Inicio de campaña
Con la campaña a punto de empezar, el vicepresidente de Anpca avanza que, poco a poco, el ajo chino va saliendo de su aislamiento y, además, se está dirigiendo a los mercados asiáticos, que hasta ahora estaban desabastecidos. “Estos países van a acaparar mucho producto y esto podría hacer que, al menos al inicio, la nueva campaña de ajo sea positiva”, concluye.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link