Escribe para buscar

Un buen año 2020 a pesar de la pandemia. THADER CIEZA

Así califican desde Thader Cieza la última campaña, en la que los costes se dispararon, pero, con esfuerzo, pudieron atender todos los pedidos y llevar su fruta de hueso a los distintos mercados.

Comparte

La falta de personal al inicio de la pasada campaña de fruta en hueso en Murcia, unida a la implementación de las medidas de seguridad necesarias o el aumento del gasto en vehículos para desplazar a los trabajadores al campo, son solo algunos de los factores que aumentaron de forma considerable los costes de producción del sector. Aun así, en la cooperativa ciezana Thader Cieza se muestran satisfechos por los resultados obtenidos. “Hemos hecho un buen trabajo y hemos recolectado, calibrado y envasado a tiempo todas nuestras frutas con la mayor calidad posible para nuestros clientes”, explica su gerente, Mª Carmen Salinas.

Cuando hablamos con ella a finales de marzo, reconoce que ese aumento de costes se mantendrá también este año y muestra cierta resignación: “Tendremos que asumirlos, ya que no podemos repercutir esta diferencia en el precio final del producto”.

“La producción está más concentrada, hay menos productores con más volumen y mayor formación”

En Thader Cieza han diversificado su producción en los últimos años hasta lograr cubrir un calendario de 10 meses, desde abril a enero, con melocotón rojo y amarillo, nectarina, paraguayo, ciruela, platerina, pera, cereza, uva, kaki, granada y albaricoque. En el caso de este último producto, y como consecuencia de las heladas de marzo, sus volúmenes se verán mermados esta campaña.

Renovación varietal
En Murcia se ha llevado a cabo una importante renovación varietal en los últimos años para “adaptarnos a los gustos del consumidor”, explica la gerente. Añade que, actualmente, “la producción está más concentrada, hay menos productores con más volumen y mayor formación”, que intentan hacer sus explotaciones más competitivas plantando aquellos productos y variedades recomendados por sus cooperativas. En este sentido, Salinas alaba la “total implicación” de sus socios, en su mayoría, segundas y terceras generaciones, hijos de agricultores que fundaron la cooperativa hace casi 50 años.

Hoy por hoy, y en línea con la demanda de un sector agrícola más sostenible, están inmersos en la búsqueda de nuevos formatos de envasado más limpios y respetuosos, a la vez que trabajan en la optimización de recursos tan necesarios como el agua (usan sensores de humedad para conocer las necesidades hídricas en cada momento, por ejemplo) o apuestan por el ahorro energético con un proyecto de autoabastecimiento mediante paneles solares.

Asimismo, forman parte de la iniciativa ‘Agricultura murciana como sumidero de CO2 (Less CO2)’, que trata de reducir el impacto medioambiental de su actividad, potenciando una agricultura que consume CO2 en lugar de producirlo.

 

Cifras clave:

1.200 ha
25 millones de kg

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link