Escribe para buscar

La técnica del embolsado permite alargar la temporada. ANBERNA

No solo es una técnica que protege la uva de las inclemencias meteorológicas dotándolas de una piel más fina y una calidad superior, sino que también permite a sus operadores alargar su periodo de comercialización y salir al mercado cuando se reduce la oferta de contraestación, según comenta Antonio Berná, gerente de Anberna.

Comparte

Los productores de uva de mesa del Valle del Vinalopó están presentes durante unos siete meses en los mercados, desde junio hasta enero, aproximadamente. Pero la técnica del embolsado realizada en campo, propia de la fruta que se comercializará con el sello de la DO, se lleva a cabo solo para la uva recolectada a partir del mes de septiembre. Este sistema permite alargar el proceso de maduración de la fruta en la cepa y entrar en los mercados cuando finaliza la temporada de países como Egipto y Turquía y sobre todo Italia, nuestra principal competidora en Europa, como afirma el gerente de Anbernah, Antonio Berná: “Esto nos facilita obtener un mejor precio del producto al haber menos oferta y, por tanto, menos competencia en los mercados europeos”.

La mirada está ahora puesta en obtener variedades sin semillas que se adapten a esta zona de cultivo y a las que se pueda aplicar la técnica centenaria del embolsado. Por ahora, solo un 10-15% de la producción total del Valle son seedless, pero los productores de la zona no descartan seguir creciendo cuando obtengan las variedades adecuadas, que a su vez también presenten una buena productividad. “La Doña María y la Red Globe cuentan con un rendimiento muy elevado por hectárea y es difícil lograr una variedad sin semillas que las iguale en este sentido”, detalla Berná.

“Hasta el momento es difícil lograr una variedad seedless que iguale el rendimiento de la Doña María y la Red Globe

A la espera de que las investigaciones den sus frutos, desde el Grupo Uvas del Vinalopó continúan trabajando con la uva tradicional, que sigue contando con muy buena acogida por parte de los mercados tradicionales y productores como Francia, Italia y España. “Aunque se esté avanzando mucho en el sabor de la uva sin semilla, la tradicional es inigualable en grados Brix y calibre, lo que sin duda sigue garantizando su éxito en estos países”, puntualiza.

Previsiones
Las heladas de finales del invierno y las tormentas registradas últimamente no han afectado afortunadamente a esta zona, lo que hace prever una campaña con un volumen similar a la anterior, sin grandes pérdidas, y con una muy buena calidad de fruto.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *