Escribe para buscar

La sostenibilidad como motor de la cooperativa. CUNA DE PLATERO

En su compromiso por el desarrollo sostenible, Cuna de Platero se adhiere al Pacto Mundial de Naciones Unidas extendiendo y afianzando las prácticas más respetables con el entorno.

Comparte

La transformación digital que inició Cuna de Platero en 2017, que consistía en la integración de la informática y la robótica en la fase de envasado y paletizado, así como en la digitalización de todos sus procesos, ya está prácticamente finalizada. El objetivo es lograr una mayor eficiencia para un óptimo funcionamiento interno y para dar el mejor servicio al cliente, del que “nos sentimos muy satisfechos”, declara Juan Báñez, CEO de Cuna de Platero. La monitorización de la información permite un mayor control de la producción y de las previsiones por parte de todos los eslabones de la cadena de valor, lo que ayuda a ser más eficientes.

Una característica que están constantemente buscando y que no se va a detener aquí, ya que el contexto obliga a ser dinámicos en el mercado. “Es cierto que el precio de la fresa es el mismo que hace 20 años, lo que ocurre es que hemos ido aumentando la productividad y reduciendo los costes, optimizando recursos, para que pueda seguir siendo rentable, pero los costes no dejan de aumentar y ya es difícil lograr ser aún más eficientes, sobre todo teniendo en cuenta el auge de terceros países, pero en ello seguiremos trabajando”, sostiene el director de la cooperativa.

“ Este año la cooperativa espera mantener el volumen de producción y la excelente calidad de la fruta

En este contexto, Cuna de Platero apuesta también por aportar valor añadido al mercado mediante nuevas variedades. De esta forma, tiene previsto poner en marcha en esta campaña un campo de ensayo para concentrar las diferentes pruebas que llevan a cabo en la cooperativa y tener un mayor control. Ejemplo de ello es el insect-proof que ya tienen funcionando y la nueva variedad holandesa que están testando, Limvalnera.

En este campo de ensayo también esperan probar diversas prácticas para aumentar la biodiversidad en sus tierras, como un compromiso adquirido desde hace años por la entidad, que se ha adherido recientemente al Pacto Mundial de Naciones Unidas, un paso más hacia el desarrollo sostenible, para utilizarlo como guía de referencia. “Estamos muy comprometidos con el cuidado del entorno y vamos a probar a hacer reservorios para control biológico, especies de plantas autóctonas, embalses medios para atraer a las aves… para después ir extendiéndolo”, explica Báñez.

Otro de los proyectos en los que están inmersos para ser más sostenibles es la reducción del gramaje de plástico de sus envases hasta en un 50% en los próximos cinco años. “Estamos haciendo pruebas en flow-pack con otros materiales. No obstante, los fabricantes aún están buscando alternativas viables al plástico”, comenta al respecto.

Diversificación en cultivos
A su oferta de berries, Cuna de Platero ha incorporado una fruta tropical, la pitaya. Ya el año pasado produjeron 5.000 kg, una cantidad que para esta campaña esperan multiplicar por cinco, hasta alcanzar los 25.000 kg. “Es un cultivo que se adapta bien a las condiciones climáticas de Huelva, su planta es una especie de cactus y presenta unos frutos muy atractivos para el nicho de mercado que tenemos en Europa”, explica Báñez, quien anuncia que el objetivo es seguir creciendo en los próximos años.

 

Reparto varietal
Fresa:
• Rociera 50%.
• Fortuna 25%.
• Rábida 10%.
• San Andreas.
• Limvalnera.

Frambuesa:
• Adelita.

Arándano:
• Snow Chase.
• Ventura.
• Star.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *