Escribe para buscar

El arándano, ¿un crecimiento sin límites?

El consumo de arándanos continúa al alza y, con él, la aparición de nuevos actores en un mercado mundial que, de momento, parece no tener límite. Y para que siga siendo así, el sector debe poner las cualidades organolépticas en el centro y convertir a la productividad en su mayor aliada.

Comparte
arándano

El mercado mundial del arándano superó los 3.800 millones de dólares en 2020, según recoge el último informe ‘Global State of the Blueberries Industry Report’, presentado el pasado agosto en el marco de la IBO Summit, celebrada en Perú. Sólo en Europa, la importación de este berry pasó de 45.000 Tn en 2015 a 113.000 en 2019, demostrando su enorme potencial de crecimiento. Pero no solo eso, teniendo en cuenta que las exportaciones han crecido a un ritmo del 11% anual en la última década, la consultora Rabobank estima que, en la campaña 2025-2026, estas podrían alcanzar la friolera de 900.000 Tn en todo el mundo. No cabe duda: el arándano vive una expansión sin precedentes.

Su superficie de cultivo crece en todo el mundo y, en el caso concreto de Europa, lo hace en España (un 6,7% en Huelva en esta campaña, hasta las 3.532 hectáreas, según Freshuelva), Polonia, Ucrania y Serbia, entre otros orígenes. Esto significa que el aumento de la demanda se está encontrando con un incremento también de la oferta; pero “todavía hay potencial de crecimiento en Europa”, afirma Iván Leache, director general de Berryworld para Iberia, quien toma como referencia los altos niveles de consumo que ya existen en países como Reino Unido o Estados Unidos.

En cualquier caso, este reajuste entre oferta y demanda está contribuyendo desde hace años a reducir los precios del arándano. Es más, “se ha democratizado”, afirma Cristóbal Pérez, gerente de Frutas Hermanos Pulido (Selberry), empresa perteneciente al grupo Plus Berries, quien afirma que, precisamente gracias a ello, su consumo ha crecido y seguirá haciéndolo en los próximos años. “Ahora resulta un producto mucho más asequible para el consumidor”, apunta.

Y lo es tanto que su demanda es también “más estable a lo largo de todo el año”, como comenta Harold Huot, gerente de Surberry, quien añade que se ha producido un cambio de comportamiento en el consumidor, que ha pasado de una compra de impulso a una “más rutinaria”.

Desde 2016, el precio medio del arándano ha caído paulatinamente, fruto de esa mayor oferta. El reto radica ahora en seguir siendo rentables a medida que aumenta la superficie (205.000 hectáreas en todo el mundo en 2020) y, con ella, la producción.

“El problema no es solo que haya más volumen en los mercados, sino también más competidores”, explica Carlos Esteve, director comercial de Onubafruit; y algunos de esos competidores, con costes de producción más bajos y canales comerciales más que consolidados en Europa, como es el caso de Marruecos que, por ejemplo, ya cuenta con su propio acuerdo comercial con Reino Unido tras el Brexit.
Teniendo todo esto en cuenta, ¿por dónde pasa el futuro del arándano?

1. Variedades premium. Iván Leache no tiene duda: “Ha llegado la hora de diversificar y apostar por variedades premium”. Y es que, como explica, “el mercado se está especializando cada vez más y las variedades son la llave del éxito para la diferenciación”. Y añade: “No debemos olvidarnos de educar al consumidor y ayudarle a diferenciarlas en el punto de venta”.

2. Arándanos más atractivos comercialmente. “Debemos apostar por variedades con cualidades esenciales como el sabor, la homogeneidad y el shelf life”, apunta Harold Huot, quien reconoce que esto no es tarea fácil: “En arándano, es complicado mantener una continuidad de origen, variedad y calidad a lo largo de todo el año”.

3. Mayor productividad. “Necesitamos variedades que produzcan en menos tiempo, de modo que, a nivel de cosecha, resulten más baratas, además de avanzar hacia la mecanización, algo que hoy no está implantado, pero que poco a poco se irá incorporando”, comenta Carlos Esteve.

 

Iván Leache (Berryworld Iberia): “El mercado se está especializando cada vez más y las variedades premium son la llave del éxito para la diferenciación”

Carlos Esteve (Onubafruit): “El problema no es solo que haya más volumen en los mercados, sino también más competidores”

Cristóbal Pérez (Selberry, grupo Plus Berries): “La democratización del precio del arándano ha contribuido a aumentar su consumo”

 

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *