Escribe para buscar

Hortalizas

Remo F1*, la excelencia en pepino también a alta densidad

Gracias a su estructura de planta abierta, este pepino largo para ciclo tardío de BASF se adapta perfectamente a invernaderos bajos y con elevada humedad relativa sin perder un ápice de calidad en sus frutos.

Comparte

Precocidad, triple resistencia, calidad de fruto y, por si fuera poco, la posibilidad de cultivarlo a alta densidad. Estas son las principales virtudes de Remo F1, una de las variedades de pepino largo de BASF para ciclo tardío (trasplantes a partir del 10 de octubre), y que su división de hortícolas está mostrando estos días en campo a productores y comercializadoras; eso sí, en grupos reducidos para extremar las medidas de seguridad.

Remo F1 es una variedad de vigor alto, estructura de planta abierta y hojas pequeñas, que facilitan su ventilación. Todo ello le permite adaptarse a invernaderos bajos, más pequeños y con una alta humedad relativa. Pero no sólo eso: “Gracias a esta estructura de planta, puede cultivarse a alta densidad”, afirma Antonio Manuel Alonso, Senior Sales Specialist de pepino de BASF. De este modo, y mientras lo habitual es cultivar 10.000 plantas por hectárea, con Remo F1 es posible elevar esta cifra a entre 12.000 y 15.000 plantas/Ha, aumentando así los rendimientos de la explotación.

Esta posibilidad de cultivarlo a alta densidad, unida a su triple resistencia (virus de las venas amarillas, amarilleo y oídio) y buen comportamiento frente a Micopharella, lo convierten además en un pepino ideal para el ecológico. “Mejoramos la producción y damos tranquilidad al agricultor”, apunta Alonso.

Los frutos de Remo F1 son muy oscuros, brillantes, sin cuello de botella y, además, mantienen el calibre durante todo el ciclo de cultivo, tanto en la caña como en el rebrote, marcando así la diferencia con respecto al resto de variedades comerciales de su segmento. Todo ello, le ha hecho valedor del sello Q-verde de BASF, que identifica en las distintas tipologías a las variedades de ‘excelencia en calidad de fruto’ y que aportan, además, una gran postcosecha.

Remo F1 es un pepino versátil, que ha demostrado su adaptación a distintas zonas de cultivo, desde la costa de Granada hasta el Poniente almeriense, ofreciendo siempre buenos resultados.

BASF aporta una vez más soluciones al sector productor, que tiene en Remo F1 un gran aliado para sacar adelante sus cultivos con todas las garantías, poniendo en el mercado un pepino con los mayores estándares de calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link