Escribe para buscar

Destacado

¿Qué está cambiando en UK y porqué es bueno para el sector agro de España?

La organización Food Foundation ha publicado un informe bajo el título de ‘The Broken Plate’ en el que se revela la necesidad y la apuesta del cambio de alimentación de los hogares británicos hacia un estilo de vida saludable y el aumento del consumo de frutas y hortalizas. Analizamos los problemas y las soluciones del documento y además, como España puede sacar beneficio de este nuevo panorama.

Comparte
Consumidor

Reino Unido continúa con su “revolución saludable”. La Administración, el Gobierno y los consumidores tienen claro que el camino para mejorar los problemas de salud de los británicos (tales como la obesidad infantil o la diabetes), pasan por el hecho de aumentar el consumo de frutas y hortalizas, dejando a un lado los platos preparados y/o la comida rápida, y apostando por una dieta sana. 

Pues bien, el Gobierno está elaborando una revisión de su estrategia alimentaria en la que se prevé que se incluyan estrictas recomendaciones a consumidores, supermercados y demás actores relacionados con la cadena agroalimentaria para mejorar la situación. Pero mientras llega, ‘Food Foundation’ ha publicado un documento en el que a través de 10 métricas, analiza cuales son los problemas que presenta el Reino Unido respecto a su alimentación y provee de posibles soluciones. Lleva por título The Broken Plate’.

Análisis y soluciones 

El primero de los 4 temas en los que están divididas las métricas, defiende que hay que apostar porque las opciones saludables como la fruta y la verdura protagonicen las campañas publicitarias de la gran distribución, antes que los alimentos altos en grasa o azúcares. En el segundo bloque, hacen un llamamiento a que los precios de los componentes de una dieta saludable bajen y se hagan a asequibles a todos los bolsillos ya que comer sano le cuesta 3 veces más en Reino Unido al consumidor británico y finalmente, se acaba decantando por la comida rápida o alta en grasas y/o azúcar.

La tercera categoría saca a relucir la realidad de que hay zonas en el país británico en el que se tiene falta de disponibilidad de hortalizas y frutas y debido a esto, al final la población que habita en esos lugares, lo tiene muy difícil para optar por este tipo de alimentación. Por eso, ven como fundamental que crezca la oferta de estas. Y por último, el cuarto bloque, pone el foco en el cuidado de los más pequeños, ya que una buena alimentación en la infancia, como dice el informe, reducirá problemas de salud futuros tales como la obesidad o la diabetes. 

¿Qué puede hacer España?

Tras la publicación del informe, la directora de la Food Foundation, Anna Taylor, hace un llamamiento a que “Gobierno y empresas enfrenten el desafío de arreglar el entorno alimentario de frente”. Esta incluye a  las exportadoras españolas. Tal y como nos recordó la responsable de la Cámara de Comercio de España en Reino Unido, Bonita Bhandari, el 19% de las frutas consumidas proceden de nuestro país”

Es el momento de hacer crecer la oferta de frutas y hortalizas españolas y apostar por las misiones comerciales a Reino Unido (en la medida en la que el COVID-19 lo permita). 

Hay que “coger la ola” del estilo saludable británico e intentar sacarle el mayor partido posible dentro de las restricciones impuestas por el Brexit. 

*Puedes consultar el informe íntegro en el link: https://foodfoundation.org.uk/publication/the-broken-plate-2021/
Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link