Escribe para buscar

Alimentación

La distribución del gran consumo augura un verano positivo

Durante el 27º Congreso AECOC de Estrategia Comercial y Marketing, los directivos de Mercadona, Carrefour, Lidl y Eroski han asegurado que “recuperar los 70 millones de visitantes permitirá dormir más tranquilos tanto al sector como al conjunto de la economía”

Comparte

A pesar de las buenas perspectivas para el verano, las empresas advierten que “el mayor desafío llegará en septiembre”, por la incertidumbre sobre la capacidad de gasto de los consumidores, y apuestan por ofrecer “valor y ahorro” para recuperar volumen de ventas

La buena campaña de Semana Santa y la esperada vuelta de los turistas extranjeros hace que la distribución del gran consumo se muestre optimista en relación a la próxima campaña de verano. Así lo han expuesto los portavoces de Mercadona, Lidl, Carrefour y Eroski durante su participación en el 27º Congreso AECOC de Estrategia Comercial y Marketing, que celebra hoy su jornada de cierre en el Teatro Goya de Madrid.

El director de compras de Lidl España, Alexis Latorre, consideró que “la Semana Santa suele anticipar lo que pasará en verano y, si atendemos a lo que sucedió, esperamos que la campaña veraniega sea muy buena”.

Coincidió en el análisis el director de productos de gran consumo de Carrefour España, José Domínguez, que indicó que “la Semana Santa ha ido incluso mejor de lo esperado y creo que la tendencia va a seguir en verano”. Una de las razones de este optimismo es la recuperación del turismo extranjero, que, según las previsiones, podría acercarse a los niveles precovid. “Este año podríamos superar los 70 millones de visitantes y eso nos permitiría dormir mucho más tranquilos, tanto en el sector como en el conjunto de la economía”, explicó el director de relaciones con el sector comercio de Mercadona, Diego Ortiz.

A pesar de las buenas perspectivas para el verano, las compañías consideran que será el mes de septiembre el que marque la evolución del sector en la última parte del año. “La vuelta del verano es clave, porque el consumidor tiene gastos fijos y puede haber impactos sobre los volúmenes de ventas. La vuelta del verano marcará cómo va a ser el último trimestre del año”, indicó Domínguez.

La directora comercial de Eroski, Beatriz Santos, coincidió en indicar que “el mayor desafío llegará en septiembre” y consideró que “habrá que agudizar el ingenio para dar al consumidor lo que está esperando: ahorro y valor”, con el objetivo de recuperar los volúmenes de ventas.

El auge de la proximidad

Las cadenas regionales también han sido protagonistas del encuentro, donde han analizado las claves de su crecimiento en los últimos años y los retos que tienen para mantener su posicionamiento en el contexto actual de incertidumbre.

El director comercial de Ahorramás, Fernando Romero, ha considerado que las claves del éxito de las cadenas regionales son su oferta de productos frescos, los servicios y la calidad. “Las situaciones que se han producido en los últimos años sí nos han obligado a ser más ágiles, flexibles y colaboradores, pero las prioridades no han cambiado”.

En la misma línea, la directora de compras de Condis, Alicia Pujol, ha remarcado que los frescos son la ventaja competitiva de estas cadenas. “Buscamos calidades muy altas y con proveedores de proximidad”, ha explicado. Pujol también ha considerado que “el comportamiento del consumidor va muy ligado a la situación socieconómica”, y que en el contexto actual de incertidumbre las cadenas deben “ilusionar al comprador con innovación y con ofertas que sean satisfactorias”.

Por su parte, el director de compras de Gadisa, Agustín Banda, ha explicado que en situaciones de crisis económica “el consumidor es prudente y se cuestiona si está comprando donde debe y lo que debe, por lo que debemos reforzar una propuesta de valor basada en surtido, competitividad en precios, promociones y servicios en tienda”.

El congreso también ha contado con la participación del director de IT de Dinosol, Eduardo Prieto, que ha radiografiado el proceso del distribuidor líder en Canarias para hacer rentable su negocio online. Prieto ha explicado que las decisiones tomadas en pandemia sirvieron para acelerar el e-commerce. “Cerramos dos tiendas que se han reconvertido en centros de distribución de las compras digitales. En este tiempo hemos mejorado un 30% la eficiencia en la preparación de los pedidos, lo que ha permitido mejorar la rentabilidad del online”.

Prieto también ha avanzado los planes de la compañía para seguir avanzando en su estrategia de digitalización, en la que la app juega un papel central. “El objetivo es que en hasta el 70% de las ventas de Hiperdino y Superdino, tanto online como en tienda física, tengamos identificado al cliente para analizar, segmentar los datos e implementar estrategias personalizadas y certeras”.

Para el portavoz de Dinosol, la clave es darle razones al consumidor para que utilice esta app, como tickets digitales, cupones personalizados, pero también servicios que mejoren la experiencia de la compra online o física, como la posibilidad de coger turno para las secciones de frescos.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link