Escribe para buscar

Destacado

Bayer celebra 10 años junto a Grufesa en el proyecto Food Chain

La cooperativa onubense, productora y comercializadora de fresas, arándanos y frambuesas, ha confiado durante una década en este programa de Bayer que acompaña y ayuda a los empresarios agrícolas a posicionar sus productos entre los consumidores europeos.

Comparte

Bayer está de aniversario. Concretamente, se cumplen 10 años desde que Grufesa, cooperativa productora y comercializadora referente en el sector fresero onubense, se sumara al programa Food Chain, una iniciativa de Bayer CropScience que tiene como finalidad promover la innovación, la digitalización y la sostenibilidad en el sector hortofrutícola.

Desde entonces, Bayer y Grufesa han ido de la mano en este pionero proceso donde la empresa de Huelva ha sido reconocida como la primera, a nivel mundial, que certifica el 100 % de su producción de berries con el módulo Add-on Food Chain Partnership de Bayer CropScience, elaborado como una certificación adicional a la de la norma GLOBALG.A.P.

Fiel a su compromiso y responsabilidad con el medio ambiente, Grufesa apostó, hace 10 años, por Food Chain Partnership de Bayer, proyecto que se basa en el trabajo conjunto entre los responsables técnicos de las explotaciones agrarias y los técnicos de Bayer con el fin de conseguir tratamientos óptimos que permitan una reducción casi total de los residuos en frutas y hortalizas.

Gracias a esta iniciativa, la cooperativa onubense logró la pasada campaña que el 45% de su producción fuese de residuo cero y que el resto cumpliese con la normativa vigente al situarse muy por debajo de los Límites Máximos de Residuos (LMR) legalmente establecidos por la UE.

Food Chain, máxima calidad bajo los principios de una agricultura sostenible

Puesto en marcha en España en 2009, Food Chain Partnership nació con el objetivo de ayudar a los agricultores con vocación innovadora y exportadora a garantizar una producción de calidad con costes competitivos. De esta manera, pueden cumplir los requisitos de los mercados internacionales más exigentes, contribuyendo de esta forma a incrementar el nivel de fidelización y confianza de sus principales clientes.

En definitiva, formar parte de este proyecto, en el que se acompaña a los productores agrícolas en la mejora de sus cultivos y en la consecución de sus objetivos de calidad y comercialización, supone para muchas empresas como Grufesa un valor añadido diferencial a sus productos que genera una mayor confianza y transparencia, abriendo así puertas hacia nuevos mercados con frutas y hortalizas más seguras y saludables.

El gerente de Grufesa, Luis Vázquez, ha destacado que “nuestra incorporación al proyecto Food Chain Partnership supuso un punto de inflexión en nuestra forma de trabajar y al mismo tiempo nos diferenció de la competencia añadiendo un valor añadido a nuestro producto“.

Vázquez ha continuado que “nos enorgullece haber sido los pioneros en el sector porque nos enseñó el camino a seguir hacia una producción más responsable, sostenible, respetuosa con el medio ambiente y segura para el consumidor. Gracias a Food Chain dimos un gran paso hacia una producción más natural en la que seguimos trabajando para seguir ofreciendo una producto que, de la mano de la garantía de Bayer, nos ha permitido abrirnos hueco en nuevos mercados y seguir creciendo en nuestra proceso de internacionalización“.

Por último, ha finalizado destacando que “gracias a Bayer, marcamos un antes y un después que ya nos distingue en el sector y del que nos sentimos muy orgullosos porque no sólo cumplimos nuestras más altas expectativas sino que marcó el camino hacia una nueva de producir que llegó para quedarse“.

Por su parte, Miguel Ángel Sanz, Sales Manager Sur, ha destacado que “para un técnico de una empresa como Bayer, afrontar este tipo de retos es un regalo, pues te ayudan a desarrollar tus conocimientos y habilidades en lo que realmente te gusta, la parte más técnica, la que aporta más valor a tu día a día, y además, en la colaboración con los técnicos de Grufesa, el crecimiento como profesional experto en estos temas es muy gratificante.

En este sentido, ha recalcado que “ha sido y es un proyecto muy exigente, pero a la vez muy motivador y que da todo el sentido a la labor de los técnicos que afrontan la responsabilidad de la producción, la sostenibilidad, el respecto por el medio ambiente y la seguridad alimentaria en un entorno agrícola de máximo nivel como es el mundo de los frutos rojos”.

“Solo tengo palabras de agradecimiento a Bayer y a Grufesa, por brindarme la oportunidad de haber participado en este proyecto tan enriquecedor para todos”, ha concluido Sanz.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link