Escribe para buscar

Hortalizas

El sector del tomate se renueva pero no logra la rentabilidad esperada

Cherries, asurcados o rosas suponen ya más del 45% de la superficie cultivada en Almería. Aun así, esta hortaliza sigue sin aportar al agricultor la rentabilidad que busca, hasta el punto de ver peligrar su dominio en Europa.

Comparte

El tomate español continúa buscando su sitio en el mercado europeo. No malinterpreten estas palabras; sigue siendo uno de los principales cultivos de nuestro país, sin embargo, ha perdido más del 11% de sus hectáreas cultivadas desde 2009, según datos de Cajamar; y lo ha hecho, sobre todo, en los meses de otoño e invierno, cuando la producción se concentra en el Sureste español y, más concretamente, en Almería, Granada y la Región de Murcia.

En el caso de la provincia almeriense, la principal zona productora, la situación es aún más complicada: su superficie cayó un 2,7% en la campaña 2020/2021 (8.423 hectáreas) y un 15,2% en comparación con la media de las últimas cinco, según el ‘Análisis de la Campaña Hortofrutícola 2020/2021’ de Cajamar. Además, su producción se redujo un 7,3% (739.363 Tn) en relación al año anterior y un 23% con respecto a la media de las cinco campañas previas.

Entre las causas de este descenso destacan, en primer lugar, la propia caída de la superficie y, en segundo lugar, el aumento de las especialidades, que ofrecen menores rendimientos. De hecho, y según las previsiones de la Consejería de Agricultura andaluza para la campaña 2021/2022, el tipo cherry, en sus distintas formas y colores, es el tomate más cultivado, representando el 25,3% del total.

Almería ‘se especializa’
La provincia ha abogado en los últimos años por diferenciarse en el mercado a través de las especialidades. Y, es más, si al cherry sumamos los tipos asurcados y otros tomates como los rosas (los que más crecen en sus distintas subtipologías), negros, morados o tigres, las especialidades representan ya más del 45% de la superficie total cultivada.
Aun así, y como afirmó Jorge Reig, CEO de Agroponiente, en un webinar organizado por la revista Mercados, “las especialidades y tomates de sabor suponen en torno al 15-20% de las ventas al consumidor final, el 80% restante siguen siendo commodities”, y ahí, “la partida se juega en el precio”.

Mayor competencia
Hablar de competencia en el mercado europeo de tomate nos lleva, inexorablemente, a fijar la vista en Marruecos, que, según Rabobank, desde 2011, aumenta sus exportaciones de tomate a la UE a un ritmo del 3% anual. Aun así, su cuota de mercado en la UE y Reino Unido (6%) dista mucho de la española (23%). Sin embargo, y mientras las ventas del reino alauita crecen, las de nuestro país caen un 3% cada año, cediendo así terreno a nuestro mayor competidor.
El creciente protagonismo de la producción marroquí en Europa se basa, fundamentalmente, en sus menores costes de producción, algo que supone una ventaja competitiva, sobre todo, en “el suministro de tomates que requieren más mano de obra, como los cherry y variedades snack”, en los que este país está especializándose, según expone Cindy van Rijswick, Senior Analyst Fresh Produce de Rabobank, en el artículo ‘Tighter EU Import Rules for Moroccan Tomatoes Won’t Work Miracles’.

El mercado europeo
Según el citado artículo, el del tomate es un mercado de 7.000 millones de kilos en Europa, y que sigue creciendo. De hecho, según datos de Europanel, en 2020, 1,1 millones de nuevos consumidores compraron tomates en el Viejo Continente, lo que supuso unas ventas extra de 172.000 Tn y un volumen de negocio adicional de 646 millones de euros.

España cuenta, por tanto, con oportunidades para seguir liderando el mercado de esta hortaliza a pesar de la entrada con fuerza de otros actores; falta ahora recuperar la rentabilidad y, para ello, según Rabobank, es necesario trabajar en varias líneas:

1. Oferta 365 días al año.
2. Alta calidad.
3. Nuevas variedades de sabor.
4. Sostenibilidad de la producción (el 63,8% del tomate almeriense se cultiva con control integrado de plagas).
5. Fiabilidad y excelente servicio.
6. Reducción de costes a través de la robotización de los procesos del campo al almacén.

 

EL TOMATE EN ESPAÑA

• Superficie: 102.100 ha

• Producción: 4.750.700 Tn

• Valor de la producción: +1.500 millones €

• Exportación: 683.111 Tn / 948,76 millones € (sept. 20 – agost. 21)

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link