Escribe para buscar

Frutas

El cotonet la ruina para muchos agricultores

El cotonet africano sigue siendo un problema para la producción de cítricos en Valencia. Sin herramientas biológicas eficaces, los productores demandan a la administración un permiso especial para seguir utilizando clorpirifos. Paco Borrás, nos da su perspectiva de la situación, a la espera de la reunión que AVA-ASAJA y La Unió mantengan hoy con la Conselleria.

Comparte
AVA-Asaja materias activas cítricos

La situación de la plaga de Cotonet africano en cultivos cítricos y kaki está llegando a unos límites “insoportables”. Si todo sigue según lo previsto, AVA-Asaja y La Unió van a tener una reunión hoy con la Conselleria valenciana, para exigir, entre otras cosas, indemnizaciones por los daños causados y por las pérdidas. La cita fue solicitada hace unos días ante el incremento de casos de producciones completas afectadas por esta plaga y tras el anuncio de las cooperativas de no recoger los frutoss que estén infectados. Según ambas asociaciones, esta circunstancia va a suponer “la ruina” a miles de citricultores de la zona. 

Pero, ¿cuál es el problema? ¿No hay solución para el cotonet? ¿A qué se enfrentan los productores? ¿No existen productos para combatir la plaga? Para resolver estas cuestiones, hemos hablado con el experto en cítricos, Paco Borrás, y conocer en profundidad como se ha llegado a esta situación y cuales son, a su entender, las soluciones para acabar con él. 

Clorpirifos: un mal necesario como única solución

La pandemia ha cogido a técnicos y productores en un momento en el que se encuentran con pocas armas, poco eficientes y poco desarrolladas para combatir la plaga. “El uso de clorpirifos está prohibido y de momento es el que más efecto tiene sobre el cotonet”, explica Borrás, han aparecido depredadores útiles para luchar contra él, pero todavía “no son suficientes”. 

Se están utilizando trampas e insectos útiles para combatirlo, pero los resultados no son del todo eficientes y el control total de la plaga se dará en 1 o dos años. “Los campos que el año pasado estuvieron muy tocados por el cotonet, este año posiblemente no puedan salvar sus cosechas”, explica Borrás. En ese tiempo, la gente no lo conocía y era consciente del problema solo a la hora de la recolección. Lo que ha ocurrido este año, es que los productores han estado pendientes y por eso “ha aumentado el número de casos”. 

Por este motivo, productores, sindicatos, expertos y técnicos demandan a la Consellería y al Ministerio varias medidas, entre ellas la de “mantener la autorización con carácter excepcional del clorpirifos”, declaraba Cristobal Aguado, de AVA-ASAJA hace unas semanas. Además, en el evento organizado por la universidad politécnica de Valencia a principios de mes, la mesa de expertos y productores se unían para demandar a la administración que “se mantuvieran los productos químicos necesarios hasta que haya soluciones reales”. Afirmaban, que el sector de los cítricos quiere ser sostenible, pero no al precio de destruir las cosechas por prohibición del uso de ciertos productos químicos que parecen ser la única solución a día de hoy, para acabar con el problema y salvar las cosechas. 

Seguiremos pendientes de lo que ocurre en la reunión con la Consellería y de si finalmente se aprueba ese permiso de uso especial o en última instancia, si la administración se hace cargo de las pérdidas que tanto daño van a hacer a los productores.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link