Escribe para buscar

Frutas

“En cítricos debemos apostar por la sostenibilidad pero no tenemos herramientas”

En la mesa redonda organizada por la Universidad Politécnica de Valencia sobre la situación actual de los cítricos valencianos se trataron las necesidades que demanda el sector: apuesta por una sostenibilidad realista, falta de herramientas contra las enfermedades o reeducación del consumidor.

Comparte

¿Cuál es la situación de los cítricos valencianos? ¿Hacia dónde camina el sector? ¿Cómo les están afectando las enfermedades como el cotonet con las restricciones de los usos de productos químicos? Estas preguntas han sido resueltas en la mesa redonda “PRODUCCIÓN: Situación actual y tendencias en el sector agroalimentario”, enmarcada en las III Jornadas sobre tecnología al servicio del sector agroalimentario organizadas por la Universidad Politécnica de Valencia. 

En ella han participado representantes del sector: Vicente Juan Giner, Consejero Delegado de Vicente Giner, Javier Usó, Gerente de Frutinter, Benito Orihuel Postharvest Advisor de Citrosol y Juan Cardona, Director General de Kiwa, todos ellos moderados por el Director Territorial de Valencia de Cajamar, Eduardo Holgado.

Como productores, expertos en postcosecha y certificación han aportado su punto de vista en cinco grandes bloques: enfermedades, nuevas variedades, tendencias del consumidor, transición hacia la digitalización, sostenibilidad y futuro del sector.

Indefensos ante las enfermedades

“Va a ser duro para los productores de cítricos valencianos la lucha contra el cotonet y las nuevas plagas que están apareciendo, debido a las restricciones del uso de agroquímicos”, iniciaba su ponencia el gerente de Frutinter. A su voz se unía Vicente Juan Giner, quien pedía a la Administración “una mayor implicación en este tema” y hacía un llamamiento a los consumidores a no ser “tan exigentes en la apariencia física y fijarse más en la calidad organoléptica”, una petición común de todos los ponentes de la mesa. 

Desde Citrosol explican que la situación que tiene Valencia de cultivos de campo abierto y minifundios es más complicada para aplicar alternativas a los fitosanitarios con respecto a otras comunidades como Almería que “ya son punteras en control biológico”, debido a sus cultivos de invernadero que resultan más fáciles de controlar y de aplicar. Y además, planteaba el hecho de solicitar “autorizaciones excepcionales” como ya ocurre con el kaki para “salvar la producción” ante las plagas más difíciles. Durante toda la jornada se coincidió en el hecho de que “es necesaria una apuesta por la agricultura sostenible”, pero “no se tienen herramientas necesarias” para llevarla a cabo, tal y como recordaban desde Kiwa.  

Nuevas variedades para alargar la producción y reeducación del consumidor

Otra de las necesidades abordadas por el sector, es la de producir nuevas variedades para alargar la campaña de cítricos valencianos ante la alta competencia de países terceros. “El consumidor europeo tiene muy claro que los cítricos son para el invierno”, comentaban desde Frutinter, pero “si podemos alargarlos hasta la época primaveral, tendremos un caballo ganador”. Egipto o Marruecos son los principales competidores del cítrico valenciano y dado que en precios no se puede competir, debido a sus bajos costes en producción y condiciones laborales, “la diferenciación debe estar en la logística, tenemos que saber vender que podemos poner el producto en los supermercados en 3 o 4 días”, resaltaba Giner.

Como ya hemos mencionado antes, tanto los productores como el resto de la cadena coinciden en la importancia de que la reeducación del consumidor tiene que ir de la mano de la producción sostenible, “hay que enseñar el valor de lo que cuesta producir de una forma respetuosa con el medio ambiente a los consumidores, a través de promoción .”

Futuro: digitalización y ODS

La digitalización es el camino hacia la sostenibilidad. “Hay que tener información para saber qué camino elegir”, recordaban desde Kiwa. Por ello, los términos como cosecha de precisión o Big Data, van a estar cada vez más presentes en el campo valenciano. “Los datos instantáneos y su análisis, van a ayudar a solventar de forma eficaz los problemas que puedan surgir”, recordaban desde Citrosol. 

Además, el presente y el futuro ya pasa por cumplir los ODS, “no solo para dar respuesta a las demandas de los consumidores”, explican desde Kiwa, sino para optar a las ayudas como las Next Generation o la PAC, “van a ser condiciones ineludibles”. Ya hay avances en la reducción de productos químicos en los cultivos, como recordaba el representante de Frutinter, se ha conseguido reducir la cuota de nitrógeno un 30% sin que la planta deje de producir, “luego se está yendo por el buen camino.”  

Antes de finalizar, se apeló a la necesidad de que las Administraciones no solo sean flexibles con la aplicación de las normas respecto a fitosanitarios y sostenibilidad, sino que además respalden estas medidas con ayudas económicas.

Conclusiones 

El futuro del sector de cítricos valencianos pasan por:

  • Tener una producción sostenible pero sin olvidarse de que hay que cubrir la producción suficiente para los mercados.
  • Mantener los productos químicos necesarios hasta que haya soluciones reales alternativas.
  • Cambiar la visión del consumidor hacia el interior del producto.
  • Enlazar la producción con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.
  • Aplicar la digitalización, energía verde y realizar un uso eficiente del agua.

Y por último, cambiar la estructura de las explotaciones y latifundios y buscar la viabilidad económica de las explotaciones.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link