Escribe para buscar

Empresa Frutas Mercados Sin categorizar

Los feos también tenemos derecho a la vida: II Parte

Comparte
feas

Hace ya casi 5 años, el paranoico compartió con ustedes su inquietud en torno al desarrollo de la venta de frutas y hortalizas “feas” en Francia,  iniciando la entradilla con un “Cuando las barbas del vecino veas pelar…”

En aquel año, en  Francia un grupo de productores lanzó una campaña para comercializar frutas y hortalizas feas. Se hacían llamar algo así como “¿No te gusta mi jata?” y tenían y tienen una página web http://www.lesgueulescassees.org/.

El objetivo declarado era promover su consumo y el instrumento son campañas de ventas en supermercados ofreciendo productos con descuentos sobre los precios normales. La primera fue realizada con Intermarché y un descuento del 20% que permitió vender con éxito 1.200 kilos de productos. Otros distribuidores como Leclerc, Auchan-Alcampo y Monoprix se adhirieron a la campaña.

El objetivo de disminuir las perdidas y el derroche de alimenticios es lógico, necesario, importante, legítimo y ético siempre pero aún más en el actual contexto económico en el que tanta gente lo está pasando mal, sin hablar del derroche ecológico de recursos escasos que representa producir algo que luego se va a perder o tirar.  De hecho nuestro Ministerio ha elaborado una Estrategia “más alimentos, menos desperdicio”  con un Programa para la reducción de las perdidas y el desperdicio alimentario y la valorización de los alimentos desechados”, que han recibido el apoyo de  conjunto de los actores de la cadena alimentaria[1].).

Pero los éxitos que se alcancen tienen sus consecuencias económicas que hay que considerar:

  • Aumento de la oferta de productos agrarios, con la consiguiente disminución del precio de venta.
  • Disminución acrecentada por el hecho de que se vende con descuentos con respecto al precio de mercado
  • Es verdad que una parte de este consumo será adicional al hacer más asequible los productos, pero otra parte vendrá a substituir un consumo que de todas formas se hubiera realizado a precios de mercado.

Ahora, y por segundo año consecutivo, una empresa de la distribución está repitiendo la operación en nuestro país. David del Pino nos ha recordado también su post del año pasado  ¿Por qué es una mala noticia que se vendan frutas y hortalizas “FEAS”?[2] y concluía con un inquietante “A ver si nos demuestran que esta era una iniciativa para ayudar y no para seguir hundiendo los precios de referencia del mercado.”

La pregunta clave es como encontrar el  punto de equilibrio, sin hundir más los productores hortofrutícolas, sin aumentar el poder de negociación de la gran distribución pero sin que el sector haga bandera del derrochar producto, del aumentar la huella ecológica de la producción, del privar a los consumidores modestos de productos aptos al consumo y de precio asequible.

Esto será siempre un equilibrio inestable, pero existen pistas de avances, algunas de ellas ya practicadas, que pueden contribuir positivamente a lo que podría ser la cuadratura del círculo. Entre ellas, cabría señalar:

  • La distribución a los más desfavorecidos. Los costes de esta distribución deberían ser elegibles para ser financiado por los fondos operativos de las organizaciones de productores.
  • La realización de operaciones puntuales en momentos en el que los mercados están en equilibrio.
  • La transformación industrial, que ya se está desarrollando en momentos de crisis podría también ser útil en este caso
  • Como último recurso, la biomasa.

[1] http://www.mapama.gob.es/es/prensa/13.04.02%20ESTRATEGIA%20DESPERDICIO_tcm7-269711.pdf

[2] http://www.daviddelpino.com/por-que-es-una-mala-noticia-que-se-vendan-frutas-y-hortalizas-feas/

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link