Escribe para buscar

El transporte por carretera como problema

Comparte

El tema, de nuevo, está sobre la mesa. Llevo ya décadas insistiendo en el tema. La dependencia de la carretera de nuestra exportación hortofrutícola es un talón de Aquiles. Nuestra revista lo ha abordado repetidas veces, como esta en junio 2019.

El transporte intermodal para reducir las emisiones de CO2

Este Paranoico lo abordaba, la última vez, a principio de año. Tarde o temprano, el coste medioambiental de este trasporte, el coste social del mantenimiento de las carreteras, la subvención al diésel van a desaparecer. De hecho, están ya desapareciendo bajo distintas fórmulas, dependiendo de los países: peajes, tasas kilométricas…

Cuando gobernaba el partido Popular, el tema estaba encima de la mesa[1]. Ahora que gobiernan los socialistas, el tema sigue encima de la mesa. El deterioro de cierta manera de hacer política implica que todo lo que propongan los unos, se oponen los otros. Y luego se extrañan que, cuando se produce el cambio político, les reprochemos que “donde dijeron digo ahora dicen Diego”.

Hemos perdido mucho tiempo. Nos hemos dotado de la segunda mayor red de alta velocidad, con ancho europeo. Pero esta NO está diseñada para (y por lo tanto no puede ser utilizada por) el transporte de mercancía. Hemos dejado de invertir en la red ferroviaria tradicional, la estamos dejando morir. No tenemos ni corredor mediterráneo ni su alternativa de corredor peninsular. El transporte intermodal es, en gran medida, un sueño. Algo se está avanzando en las autopistas del mar pero queda mucho por hacer.

La exportación hortofrutícola amenazada por el nuevo peaje

¿Ahora, se van a derrochar mucha energía en criticar al gobierno, por haber resucitado una propuesta sensata del gobierno anterior?. ¿No sería mejor que se sentaran entorno a la mesa todas las partes implicadas para buscar alternativas y diseñar un plan de futuro?

Es evidente que el transporte de productos frescos tiene, en la carretera, un aliado esencial. Pero se puede reducir la mono-dependencia. ¡Es aún más evidente que hay muchas mercancías no perecederas que podrían utilizar (en todo o en parte) alternativas de transporte, si existieran!

El tema no es sencillo. Por esto sobran políticos de vuelos cortos y falta responsables en el buen sentido de la palabra. Seguramente sería necesario que desde los sectores económicos se urja a “resolver” en vez de “embarrar”.

Hemos perdido mucho tiempo, no perdamos más.

[1] https://cadenaser.com/ser/2021/05/12/economia/1620799634_935012.html

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link