Escribe para buscar

Nuevos recubrimientos para controlar los manchados por frío. CITROSOL

La empresa valenciana Citrosol ha diseñado una nueva estrategia en sus recubrimientos CI-CONTROL, para minimizar el daño por frío con resultados similares a los obtenidos con la materia activa Tiabendazol.

Comparte
citrosol cítricos

El llamado ‘Chilling Injury’ o daño por frío ocurre cuando la fruta se mantiene por debajo de una temperatura crítica durante su transporte o almacenamiento. Este desorden fisiológico está detrás de muchas de las reclamaciones en destinos lejanos que sufren los exportadores por parte de sus clientes.

La sintomatología del daño por frío es un colapso de las células de la piel que afecta a muchos frutos, sobre todo a cítricos y fruta de origen tropical y subtropical en frigo-conservación o transporte entre 0ºC y 13ºC. Con el tiempo, las partes afectadas adquieren coloraciones de color marrón, o directamente manchados tipo “pitting”.

“Algunos recubrimientos, como son Citrosol Sunseal® UE y Sunseal® Extra UE, Plantseal® y Plantseal® Shine-free, Citrosol A y AK Camara UE, y Citrosol AK UE, hemos conseguido formularlos con la funcionalidad CI-CONTROL (CIC), mejorando las propiedades de las formulaciones y consiguiendo altos niveles de eficacia para reducir los manchados por daño por frío en envíos frigoríficos prolongados de frutos cítricos”, apunta Benito Orihuel.

En los ensayos realizados se puede observar (Gráfico 1) que no hay diferencia significativa entre el recubrimiento Citrosol Sunseal en su formulación CIC y esta cera reforzada con Tiabendazol.

citrosol cítricos

Lo mismo ocurre en la gráfica 2. Se obtiene el mismo resultado entre el recubrimiento Plantseal en formulación CIC y Plantseal con Tiabendazol añadido.

citrosol cítricos

Las formulaciones CIC (CI-Control) están destinadas a convertirse en una herramienta útil y diferenciadora para clientes, productores y exportadores que deben responder a la demanda actual de la distribución, que exige una limitación creciente del uso de materias activas. Así, conseguir las mismas eficacias sin una materia activa adicional es un importante paso hacia adelante para el sector citrícola.

Causas del daño por frío
El binomio temperatura/tiempo es el factor desencadenante y de mayor relevancia; pero los niveles de estos manchados también dependen de otros factores como las variedades, la posición de la fruta en el árbol y las condensaciones del agua (o humedad) sobre su piel. Existe incluso algún trabajo científico donde se indica que la fruta que no ha pasado frío en el árbol es más susceptible a este daño en su almacenamiento o transporte. Al accionarse los ventiladores de la cámara puede producirse una brusca y rápida evaporación del agua que provoca un enfriamiento en la superficie de la fruta que, sumado a la baja temperatura de la cámara, puede precipitar un descenso demasiado acusado de la temperatura en la piel. Para minimizar y controlar este problema, es necesario un buen manejo de la temperatura de frigo-conservación, según la variedad. Además, hay que mantener en estado óptimo las cámaras para evitar condensaciones y otros problemas derivados.

Pero a ese buen manejo hay que añadir el uso de recubrimientos que, de un modo general, reducen el daño por frío, aunque de forma muy desigual en sus resultados. Los recubrimientos de Citrosol, con sus formulaciones CI-CONTROL, alcanzan los mayores niveles de eficacia de todo el mercado. Van a evitar pérdidas relevantes, sobre todo en los envíos de cítricos que tienen que cumplir con protocolos cuarentenarios.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link